30 de diciembre de 2011 12:09 PM
Imprimir

En busca de un diálogo provechoso

Gobierno versus Agro : ?

UNA vez más, el trigo forma parte primordial de la agenda del diálogo entre el gobierno y las entidades representativas del agro. Diálogo que, con diversos protagonistas, sobre todo del sector oficial, se ha ido sucediendo en los últimos años, aunque los resultados no alcanzan a satisfacer las aspiraciones de los productores, que residen, básicamente, en la necesidad de contar con un mercado libre, en sustitución de las severas restricciones de comercialización y exportación impuestas desde la administración kirchnerista.

     CON LA asunción del nuevo ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Norberto Yahuar, se abrió una nueva expectativa, a partir de sus conversaciones iniciales con dirigentes de las agrupaciones del campo. Como era esperable, los visitantes repitieron sus deseos de que el negocio triguero esté regido por la libertad de operaciones, obviamente, asegurando que no se resienta el abastecimiento interno.

     UNA de las instituciones, Coninagro, hizo conocer, tras la visita al ministro, una reseña de su posición, en la cual reclama la liberación tanto para el trigo como para el maíz, en la seguridad de que, con las cosechas actuales, podrá satisfacerse sin dificultades el requerimiento del consumo local y, con el saldo exportable, atender los compromisos establecidos con los compradores de diversos destinos. La respuesta oficial sería establecer un mecanismo según el cual el 40 por ciento de la producción se reservaría para el consumo dentro del país, en tanto que el 60 por ciento restante quedaría liberado para la exportación. Al mismo tiempo, se eliminarían los cupos, que tan severos cuestionamientos recibieron últimamente.

     DENTRO de los pedidos formulados por la organización cooperativista, figuró la situación de las economías regionales, para las que pidió la supresión de las retenciones. Dentro de ese concepto, podría tomarse en cuenta el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, donde la sequía de los últimos años vino a sumarse a las restricciones a la exportación, de manera tal que los agricultores (cuando pudieron cosechar) se vieron imposibilitados de vender su mercadería, con los consiguientes perjuicios para su economía individual y familiar.

     MAS tarde, el ministro Yahuar dialogó con el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Luis Biolcati, y aunque no terminaron de definirse los nuevos lineamientos a que se ajustaría el negocio del trigo y el maíz, quedó la impresión de que algo se podría avanzar a fin de acercarse a la postura del sector productivo. Cabe esperar que esta nueva etapa ministerial sea más provechosa que las anteriores, permita conciliar posiciones y se facilite al campo una real posibilidad de comercializar su mercadería. Claro está que la incógnita reside en el accionar del secretario de Comercio Interior, cuya proyección sobre el escenario oficial se ha extendido a partir de la asunción del nuevo gobierno.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *