31 de diciembre de 2011 10:44 AM
Imprimir

Faena de 2012 no alcanzaría los 2 millones de cabezas

URUGUAY : El año se cerrará con un nivel de faena casi 9% por debajo de la actividad industrial de 2010. En su edición de esta semana Faxcarne anticipó que la faena anual se situará en unos 2,01 millones de cabezas, 8,6% por debajo de volumen industrializado en 2009, cuando se procesaron 2,2 millones. La publicación especializada indicó que será el menor ritmo de actividad de la industria desde 2003.

El descenso de la operativa resulta más significativo aún si se considera el aumento de la capacidad de la industria frigorífica. En este período se incorporaron las nuevas plantas de BPU y Frigoyí y además se actualizaron otras varias, aumentando notablemente la capacidad de faena. El presidente de Adifu, Gustavo Diéguez, estimó en el informe que la industria operó durante el año con más de 40% de capacidad ociosa.

Se reduciría mÁs
No se vaticinan cambios significativos para el futuro inmediato. Faxcarne estimó que en 2012 será una difícil misión alcanzar 2 millones de cabezas faenas. En su análisis indica que las expectativas son de una oferta reducida en 2012 y aun durante 2013. Fundamenta su exposición en el hecho que “el año próximo empezará a jugar un papel importante en la oferta de animales para faena la “generación de la seca de 2008/09”. Son los que cumplieron dos años en la pasada primavera, categoría con 400.000 animales menos que en años anteriores. Las estimaciones realizadas por Opypa y reflejadas en el anuario recientemente difundido, en esta oportunidad son coincidentes con las proyecciones de Faxcarne. El año anterior las estimaciones de la oficina estatal quedaron 20% arriba de la faena que efectivamente está corroborándose esta semana (proyectó una faena de 2,4 millones de vacunos para 2011).
En su análisis de las perspectivas para el año próximo, Opypa estableció que la faena, compuesta mayoritariamente de categorías nacidas desde 2009, más las vacas de descarte, se posicionará en niveles similares a 2011, en el entorno de los 2 millones de cabezas.
Opypa considera en el informe que 2012 “sería el último año que se sufran las consecuencias de la sequía 2008/09 sobre la cantidad de animales para faena”. Estimó que a partir de 2013 esa categoría comenzaría a recuperarse lentamente, siempre que las condiciones climáticas sean “normales”.
Agrega que el stock de vacunos a diciembre 2012 mostraría una recuperación, ya que la primavera lluviosa que acaba de terminar permitiría que el procreo sea mayor al de este año. Opypa estimó que las exportaciones de ganado en pie se mantendrán en el entorno de los actuales niveles (130.000 a 170.000 cabezas), fundamentalmente destinadas a Turquía.

Mejor futuro para los ovinos
Con respecto al sector ovino, Opypa coincidió con las esperanzas del sector productor, en el sentido de que el año próximo se detendría la caída del stock y se iniciaría una lenta recuperación. Las mismas expectativas se tenían para 2011, pero la baja señalada alcanzada en 2010 incidió negativamente en esos objetivos. Se indica que las categorías de borregas y borregos diente de leche se redujeron 11% y 10% respectivamente, a pesar de la baja de la faena.
También se mencionan como signos importantes de retención el mantenimiento de las categorías de ovejas de cría (-1%); fuerte reducción de las ovejas de descarte (-17%) y de las borregas de 2 a 4 dientes (-14.3%). Si estas medidas fueran acompañadas por una buena señalada “cabría esperar una detención en la reducción del stock y posiblemente hasta una leve recuperación”.
Como resultado de ese comportamiento, se anticipó que muy probablemente la producción de lana para la zafra 2011/12 se mantenga en volúmenes muy similares a los de la zafra anterior. Opypa hace referencia a una estimación realizada por el SUL, que estima la producción en el orden de 30 y 32 millones de kilos de lana sucia.
En materia de producción de carne, la faena fue 33% inferior a la zafra anterior, alcanzando apenas a 1.170.000 cabezas, con un volumen de 79.800 toneladas. Si efectivamente se consigue detener la caída del stock y se consolida una reducción de la faena predial como respuesta a los altos precios de los lanares, Opypa estima que podría también detenerse la caída de la producción de carne.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *