1 de enero de 2012 12:33 PM
Imprimir

Productos lácteos : avances y amenazas

URUGUAY : La exportación de productos lácteos (básicamente leche en polvo, queso y manteca) aumentó en volumen y subió de precio, por lo que batió el récord de recaudación. Los U$S 635 millones que acumulaba a fines de noviembre representaban un aumento de 32% en este año respecto al anterior. Al 15 de diciembre llegaba a U$S 662 millones, así que probablemente ronde los U$S 700 millones a fin de 2011.

El principal destino de la leche en polvo, entera y descremada, fue Brasil, que absorbió casi dos terceras partes del total exportado. Le siguió de lejos Venezuela, en la leche entera, y Cuba, en la descremada, como segundo destino.

En quesos, el mayor comprador, que representó casi la mitad del total, fue Venezuela, seguido de Brasil y México. En manteca, los principales importadores son los países del Norte de África y Asia Menor.

Este año, las industrias pudieron aprovechar para sus ventas los momentos de precios altos y las coyunturas favorables, como las que se dieron en Venezuela en determinados momentos. Actualmente hay aprensión por la actitud que pueda asumir Brasil en cuanto a cuotificar las compras de leche en polvo y queso, como le impuso a Argentina.

 Horacio Molinari (Indulacsa) recomienda atender a México, que puede ser una alternativa a un cierre eventual de Brasil o Venezuela. Aunque México hoy paga precios menores, el ingreso de nuestros productos sin pagar aranceles configura una ventaja competitiva.

A mediano y largo plazo, los mayores problemas provienen de la falta de acuerdos y tratados comerciales con los principales bloques del mundo, señaló el gerente general de Conaprole, Rúben Núñez, en distintas presentaciones. Afirmó que, si no se corrigen estas asimetrías mediante acciones de diplomacia comercial, tendremos una diferencia de precios en menos del orden de 10% ante nuestros competidores de Oceanía (Australia y, sobre todo, NZ) en los grandes mercados asiáticos, empezando por China. Diferencias significativas que se suman a los mayores costos por flete que tenemos que solventar.

En nuestra región, Chile cuenta con Tratados de Libre Comercio con los países asiáticos, EEUU y México, e ingresa sin pagar aranceles a esos mercados. Y el Mercosur está trabando, más que facilitando, la celebración de acuerdos comerciales extra-región.

El experto en comercio internacional Carlos Pérez del Castillo dijo en la última Asamblea de la Fepale que no hay normas jurídicas que impidan a Uruguay negociar con otros países sin la autorización del Mercosur. Hay países interesados en convenir tratados de inversiones recíprocas y otros asuntos, que pueden incluir cláusulas de aperturas comerciales, cuotas o exoneración de aranceles.

La palabra la tienen los organismos de relaciones internacionales y comercio: si se duermen, vamos a encontrar una pared que no nos permitirá desarrollar en toda su potencialidad el sector lechero.

Mercado internacional

Las perspectivas son bastante alentadoras, coinciden los principales analistas, más allá de las amenazas y los riesgos que se presentan.

Una experta de Rabobank, la argentina Paula Savanti, expuso en la reciente Asamblea de la Fepale en Punta del Este la previsión de un aumento en la demanda de 2,4% a nivel global para los próximos cinco años, pese a que las condiciones actuales exhiben señales de debilidad, que se expresan en la reciente baja de los precios de los productos.

Savanti estima que la caída no será tan pronunciada como la de 2008 y que los valores se estabilizarán aproximadamente en los niveles actuales.

La importancia de China en las variaciones de corto y mediano plazo es fundamental, así como la de otros países de Oriente, cuyas enormes multitudes aumentan su consumo de lácteos. Empero, los grandes consumidores, los países desarrollados, tienden a enlentecer el ritmo de suba de sus consumos: puso el ejemplo del previsible estancamiento en el consumo de quesos en EEUU, que creció durante décadas, aunque cada vez a menor ritmo.

Los que sostendrán la demanda en alza serán los países en desarrollo, en particular los asiáticos y africanos, no sólo debido al aumento de población, cada vez más urbana, sino también a la mejora del nivel de ingreso de vastos estratos de las sociedades y a los consiguientes cambios en los hábitos de consumo, que incluyen un porcentaje creciente de lácteos en la dieta.

Los productos cuya demanda crece más son los derivados del suero. Los factores asociados a la salud, al deporte, a la moda, a las necesidades de la niñez, a la maternidad, al número creciente de consumidores de edad avanzada, entre otros, impulsan el surgimiento de nuevos productos, muchos de ellos elaborados a partir del lactosuero.

Dada esa situación, los precios de los lác-teos continuarán en ascenso, porque la oferta de los exportadores más competitivos no será suficiente para satisfacer la demanda mundial. En parte porque los costos de producción han ido creciendo, porque suben los precios de los granos y de la tierra, y, en algunas situaciones (p.e. Nueva Zelanda), por el endeudamiento de los productores.

La experta del Rabobank prevé buenos precios para el productor en los próximos años, de entre 36 y 44 centavos de dólar por litro, pero con alta volatilidad.

Este estudio también estima una probable expansión de las exportaciones de EEUU y, a partir de 2015, la posibilidad de que la UE tenga nuevamente excedentes para exportar.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *