2 de enero de 2012 10:37 AM
Imprimir

Altas expectativas para el trigo

CHILE : Los productores esperan recibir al menos los mismos buenos precios que el año pasado. Altas temperaturas en la IX Región ponen un signo de interrogación respecto de la calidad de la cosecha próxima.

Como todos los años, frente al inicio de la cosecha, en este caso de trigo, las partes están ansiosas para enfrentar un momento clave, en el que se juega todo el esfuerzo del año. Es por eso que en el ambiente ya se escuchan comentarios como que todavía el escenario está tranquilo. Sin embargo, hay algunos esperando con las pistolas cargadas.

“Ojalá que los precios se sitúen en niveles aceptables, a lo menos como los de la temporada pasada”, señala Gastón Caminondo, presidente del Consorcio Agrícola del Sur y de la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco.

Los valores el año pasado estuvieron entre 14 mil y 16 mil pesos el quintal puesto en predio en la IX Región, y fueron considerados buenos en su momento.

Los productores ven este año difícil de proyectar precios, porque los últimos tiempos muestran gran volatilidad, con caídas y alzas frecuentes.

Mientras, diciembre vio un avance de cosecha muy incipiente, algunas labores recién iniciándose en la zona central, muy aisladas y, por ahora, sin ningún efecto en el mercado.

Aquí se muestra cómo se ve la situación y los factores que están influyendo en esta nueva campaña del trigo, el rey de los cereales.

La fotografía del mercado

“La industria elaboradora se encuentra con muy bajos stocks para el enlace con la temporada que se inicia y ha presionado con precios para adquirir los saldos de cosecha de la temporada pasada y lo poco que va cosechado”, comenta Eduardo Meersohn, gerente general de la Comercializadora de Trigo, Cotrisa.

En tanto, los precios existentes en el mercado interno, del 19 al 23 de diciembre, fluctuaron entre $11.400 y $16.000 el quintal, dependiendo de la calidad y la ubicación.

Según datos proporcionados por Cotrisa, los costos alternativos de importación de los trigos, puesto molino Santiago, en promedio, para la misma semana fueron: soft red winter golfo $15.181, hard red winter golfo $17.190, soft red white Pacific N. West $14.521, de Estados Unidos; Spring Thunderbay $19.294, de Canadá, y Pan Argentino $13.946.

Los valores internacionales son muy similares a los precios FOB existentes en el mercado para operaciones reales de trigo con entrega en febrero o marzo, con variaciones positivas de 0,6 a 2 dólares.

“En relación a la labor de Cotrisa, y de acuerdo con el comportamiento registrado en la comercialización del trigo, es posible señalar que, en términos generales, los precios observados en el mercado interno poseen una adecuada relación con las paridades de importación de trigo relevantes, descontados los costos financieros, de almacenaje, de riesgos y calidad. Sin perjuicio de lo anterior, Cotrisa se mantiene en permanente alerta y monitoreando el comportamiento del mercado triguero nacional, para iniciar cuando corresponda las operaciones de compra de trigo, y la definición de los precios en sus correspondientes poderes compradores”, plantea Eduardo Meersohn.

Cómo viene el trigo

Como es habitual en agricultura, ahora los productores trigueros están rezando para que las condiciones climáticas permitan realizar una cosecha en buenas condiciones y no se presenten, por ejemplo, lluvias indeseadas en ciertas épocas que pueden afectar la calidad de los granos, y por ende, los ingresos del productor.

Es lo que ocurrió en los últimos días en la IX Región, con una ola de calor bastante fuerte, que elevó los termómetros hasta 28 e incluso 32 grados en las diferentes zonas trigueras. Eso hace prever que se puede haber perjudicado el llenado de los granos, lo que tiene como consecuencia una merma en los rendimientos difícil de cuantificar. Lo que ocurre es que se produce un secado más rápido que lo que requiere la planta para buen desarrollo del grano.

Eso sí, entre los factores que son posibles de manejar, los productores llaman a hacer esfuerzos para tener una cosecha fluida en las labores de recepción del grano en las plantas. Con eso gana todo el mundo, plantean.

“Hacemos un llamado a la industria receptora de granos a cooperar con los productores para tener una cosecha fluida. Durante esa época hay al menos tres fines de semana en que se produce un atochamiento grande en las distintas plantas por las cosechas masivas. Pedimos un esfuerzo a la molinería y a las plantas receptoras para que, en lo posible, pudieran mantener turnos completos, de modo de no dejar camiones parados los fines de semana en las plantas o fuera de ellas, esperando para ser atendidos. Eso obliga a los agricultores a paralizar labores por falta de transporte. En cambio, si esto se hace bien y a tiempo, gana el productor y la industria, al recibir granos en buenas condiciones. Sabemos que hay molinos que ampliaron su capacidad y eso lo reconocemos y agradecemos, pero está claro que hay épocas en que se requiere, ojalá, atención las 24 horas con fines de semana incluidos”, señala Caminondo.

 Sello CotrisaParalelamente a la coyuntura del mercado, Cotrisa implementó un nuevo servicio para las empresas demandantes de trigo y otros granos. El objetivo es generar laboratorios transparentes y confiables para el mercado nacional, a través de una evaluación técnica de la infraestructura, equipos, personal y procedimientos, que aseguren la capacidad para producir análisis que estén de acuerdo con la calidad de los granos. Luego viene una capacitación para homologar criterios y procedimientos, de acuerdo con la norma chilena y, finalmente, un monitoreo a las contramuestras durante la cosecha. Los laboratorios que cumplan con las exigencias del programa, recibirán el “Sello Cotrisa”.No a las distorsiones”La Comisión de Distorsiones aprobó un antidumping provisorio de 9,7% para la harina argentina, basada en un cálculo sobre los precios FAS teóricos en ese país. La realidad, tomando los precios reales a lo que están comprando los molinos argentinos, indica que la distorsión es de 38,8%, lo que se informó a la comisión y estamos esperando un resolución definitiva. Si no se neutraliza se va a complicar la comercialización de la cosecha. Por otro lado, los precios de los futuros de Chicago y Kansas han sufrido una fuerte baja, lo que ha bajado los costos de importación, los que están cerca de los $15.000 el quintal para el trigo argentino. Este precio está por debajo de las expectativas de los productores para esta cosecha”, señala Sergio Ossa, gerente de la Asociación de Molineros del Centro.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *