11 de enero de 2010 07:52 AM
Imprimir

La campaña gruesa 2009-2010 pinta muy bien, aunque generan incertidumbre las futuras precipitaciones

"Si hacemos una comparación entre lo que fue la campaña 2008-2009 en el área de influencia del Partido de Pergamino versus la que estamos transitando, son dos campañas en las cuales hemos tenido claramente marcados los extremos: en la primera tuvimos una sequía como hacía 100 años no se veía en la región pampeana, que impactó fuertemente en los resultados finales, que ya están concretados y a la vista.

En la presente campaña estamos en el otro extremo, con un exceso de precipitaciones, tal es así que en diciembre –según zonas- se redondearon los 400 milímetros en un mes y en enero hubo dos lluvias muy importantes, inclusive la segunda con granizo, que causó daños en cultivos de soja". Con estas palabras el ingeniero agrónomo Daniel Lavezzari resume claramente el contraste entre la campaña pasada y la actual.
Las tormentas de las últimas semanas, que en su conjunto aportaron más de 100 milímetros de agua, no han ocasionado daños a la productividad de los cultivos de la zona. Hasta ahora el nivel de perjuicio por anegamiento no alcanza a ser de una magnitud que empañe las muy buenas condiciones tanto de la soja como del maíz. No obstante hay zonas donde los suelos están saturados de agua. La continuidad de las lluvias, con la intensidad de los volúmenes que hasta ahora se han manifestado puede complicar al cultivo de soja.
Según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario la última semana en el área de Pergamino se contabilizaron 93 milímetros. "El martes parecía que se venía el mundo abajo y que iba a hacer mucho daño", comentó con justa razón un ingeniero. Las tormentas agravaron la situación de los relieves más bajos y con poco escurrimiento. También hubo algunas mangas aisladas afectadas por granizo. "Las zonas de arroyos y bajos son un problema, sobre todo hacia el lado de Manuel Ocampo, donde ya tienen un cierto nivel de pérdidas. Todo lo que no está encharcado está muy bien", informó un ingeniero agrónomo de la zona.

Matices
"Como sabe la gente de campo, los extremos no son buenos, ya sea por falta de humedad o por exceso. Por supuesto que dentro de este concepto hay matices o variantes. Así, si analizamos el maíz diríamos que el exceso de precipitaciones de este año es más favorable que perjudicial, realmente los lotes de maíz tienen un desarrollo espectacular, están marcando las espigas (también llamadas "muñecas") y hay un alto porcentaje de plantas que están marcando dos de ellas; en general este exceso de precipitaciones para el maíz ha sido favorable", señaló el consultor privado Daniel Lavezzari. También agregó que algunos lotes lamentablemente quedaron sin podérseles aplicar la fuente de fertilizante nitrogenado, el elemento más importante en nuestra zona para definir rendimientos en maíz.
El profesional indicó que los matices mencionados están dados porque en aquellos lotes de una topografía plana se han generado encharcamientos de agua, lo que ha causado mortalidad de plantas por muchos motivos (podredumbre de raíz, entre otros), y son pérdidas que a esta altura difícilmente se puedan recuperar: "En algunos lotes se perdió de un 10 hasta un 20 por ciento de la superficie. Esto ha ocurrido en zonas como La Vanguardia, parte de Pinzón, Ortiz Basualdo y detrás de Urquiza", detalló Lavezzari. En cambio en zonas donde el relieve es más ondulado y el escurrimiento es más rápido, este efecto negativo sobre el cultivo no se ve: "Lo que vemos en estos campos es que se han formado numerosas cárcavas de erosión, que son cárcavas o zanjas provocadas por precipitaciones muy abundantes y violentas, lo que produce un arrastre de la capa superficial del suelo", dijo Daniel Lavezzari.

Enfermedades
En pocos lotes se están haciendo aplicaciones de fungicidas por "Mancha marrón" o Septoria Glycines, que va avanzando hacia los estratos superiores mientras que "Ojo mancha de rana" está más limitada a las hojas bajas. Empieza a observarse medidora y el alerta lanzado por el Inta Pergamino empieza a corroborarse a campo con recuentos de 4 a 5 larvas por metro. Las sojas de primera en general están alcanzando los inicios de R3. Posiblemente esta semana comiencen a realizarse las aplicaciones con fungicidas para estas enfermedades denominadas de fin de ciclo.
"Hay un muy alto porcentaje de incidencia de ‘Mancha marrón’ en Pergamino, dentro de un lote la incidencia es el porcentaje de plantas que manifiestan algún síntoma de la enfermedad y los niveles de severidad son bastante elevados", estimó el profesional.
Por último Daniel Lavezzari manifestó que aquellos lotes que no han sufrido esos anegamientos temporarios "se ven con mejor desarrollo" que el año pasado, aunque reconoce que de aquí a la definición de rendimiento "falta tiempo".
Así como hay un factor negativo que es la incidencia de la "Mancha marrón", también hay factores positivos ya que no hay plagas en el cultivo como el año pasado: "El año pasado para esta fecha ya llevábamos dos aplicaciones para proteger el cultivo de insectos, fundamentalmente orugas cortadoras y bolilleras", recordó Lavezzari.

Soja de segunda
Las mencionadas condiciones climáticas trajeron aparejado que se pronuncie el retraso en las labores de control y el desarrollo e implantación de las sojas de segunda. "Estamos totalmente demorados en la siembra de soja de segunda, cualquiera con experiencia sabe que no es lo mismo sembrarla el 15 de diciembre que por estos días. Con una siembra de soja el 10 de enero arrancamos con una pérdida potencial de rendimiento, cualquiera sea la variedad que se utilice", aseguró Daniel Lavezzari.

Maíz
Respecto del cultivo de maíz, la condición es excelente y hay cuadros que se destacan por estar completamente compuestos por plantas que cargan las dos espigas llenas.
"Si no ocurre ningún imprevisto, es decir granizo o abundantes lluvias de aquí al momento de la cosecha, estamos frente a las perspectivas de una muy buena cosecha de maíz. Y también podríamos pensar que de detenerse estas lluvias tan abundantes podríamos estar frente a la perspectiva de una muy buena cosecha de soja", concluyó el ingeniero agrónomo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *