3 de enero de 2012 09:49 AM
Imprimir

Extrusadores de soja se agrupan para generar valor agregado en origen

Están impulsando la creación de una federación de intercámaras con el propósito de que las industrias avancen en otros productos para la alimentación animal y para uso comestible humano.

La Cámara Industrial de Extrusado y Prensado de Santa Fe está impulsando la creación de una federación de intercámaras dedicadas al agregado de valor de  cereales y oleaginosas en origen.

Para ello, se reunió en la sede de la Bolsa de Comercio de esa provincia con representantes de la Cámara de Agroalimentación y Biocombustibles de Córdoba y técnicos de Instituto Nacional de Tecnología Agropecuario (Inta) Manfredi y Totoras.

Los técnicos del Inta destacaron que el organismo, al igual que lo hace en otras once cadenas, está apoyando el proceso de agregado de valor en origen. Por parte de los industriales, su intención es procurar una institucionalización del sector a nivel nacional.

Si bien el primer eslabón de la cadena de valor es la obtención de expellers de soja por proceso de prensado, el propósito es que estas industrias avancen en otros productos para la alimentación animal y para uso comestible humano, como por ejemplo, harina micronizada de soja, harina de soja, sémola de soja y soja texturizada, productos que se pueden utilizar en chorizos, hamburguesas, salchichas y jamones, panificación, lácteos, pastas, sopas crema, entre otros.

El titular de la Cámara de Extrusado y Prensado de Santa Fe, sostuvo que en esa provincia hay 22 empresas con capacidad para moler 800 toneladas diarias. “Cada planta tiene 10 empelados y son muy importantes para los pueblos del interior”, remarcó Walter Albrecht a LT10.

“Nuestra cámara agrupa empresas que le hacen un proceso a la soja por extrusado y prensado, es decir no usamos solventes. Nosotros usamos fricción y prensa para extraer el aceite. En Santa Fe somos 22 empresas. Este grupo de empresas tiene capacidad para moler 800 toneladas diarias de molienda”, destacó.

Albrecht agregó que “nosotros producimos aceite y expeler, de consumo animal. En San Guillermo, lugar donde vivo, el consumo de expeler está concentrado en tambos y en bovinos. En este momento que hay una gran oferta de alfalfa, estamos moliendo 400 toneladas diarias”.

Consultado sobre donde colocan el aceite, el titular de la Cámara sostuvo que “el aceite tiene varios destinos. Lo colocamos en refinerías para consumo humano, refinerías para biodisel o lo mandamos para exportación”.

Sobre la necesidad de formar una federación nacional del sector, Albrecht señaló que “el problema más grave radica en la colocación del expeler, dada la cantidad de plantas que se están instalando. El propósito de la cámara es trabajar en la exportación de este producto. Estas plantas ocupan a diez empleados (promedio, por planta) y están radicadas en pueblos del interior del país. Es muy importante todo lo que genera en la economía de los pueblos este tipo de plantas”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *