11 de enero de 2010 04:16 AM
Imprimir

Uruguay: bien posicionado como productor de alimentos

El presidente de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) dijo en entrevista con El País que Uruguay está muy bien posicionado como país productor de alimentos tanto desde el punto de vista sanitario como comercial. Aún así resaltó que existe el desafío de consolidar a nivel regional los aspectos sanitarios.

El organismo prevé tener en 2020 un plan director de combate a la aftosa.

PABLO ANTUNEZ

-¿Cuáles son los temas más inmediatos para la Organización Mundial de Sanidad Animal?

-Cambio climático y las enfermedades que genera, fiebre aftosa, educación veterinaria y legislación, más todos los aspectos relacionados a "un mundo, una salud", son los más importantes en los que se está trabajando. Eso se hace independientemente de todas las acciones en el plano de la vigilancia sanitaria en el mundo, el intercambio de información zoosanitaria y la seguridad alimentaria, entre otros temas.

-¿Cuál debe ser el rol del organismo frente a las enfermedades emergentes?

– Es un rol de liderazgo. Debe estar muy atenta a los aspectos de globalización y cambio climático que tienen una influencia muy importante en las enfermedades emergentes y no emergentes que están apareciendo. Un tema muy importante es la interfase humano – animal, porque está visto que el 75% de las enfermedades emergentes, en los últimos años, son zoonosis. Por lo tanto, el concepto de "un mundo, una salud", es el que se está tratando de desarrollar.

-¿Qué acciones se están desarrollando para lograr esa meta?

-Se coordina con la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) algunas políticas conjuntas para abarcar esos temas. Es muy importante tener la coordinación a nivel global de las organizaciones internacionales que están relacionadas con la salud animal y con la salud pública humana, pero también se busca que entre los países exista una mayor coordinación.

-¿Cuáles son las perspectivas para países productores de alimentos?

-Son excelentes. Uruguay está muy bien posicionado para el futuro. Para el 2020 se proyecta que el mundo tendrá una necesidad de proteínas que será 50% superior al volumen que hoy se está consumiendo. Eso se debe a dos causas. Por un lado, el aumento de la población en los países asiáticos y también al cambio de los niveles de pobreza de la clase media, que en varios de esos países se perciben desde ya.

-¿Por qué lo ve tan bien posicionado?

-Está muy bien desde el punto de vista sanitario y las perspectivas comerciales son excelentes, pero se tiene que seguir trabajando en la región para ir consolidando aspectos sanitarios. Un punto a favor, es que en el área del Mercosur, se adelantó mucho en la lucha contra la fiebre aftosa con las acciones de vigilancia en las fronteras más problemáticas. Se logró avanzar mucho con la creación de la zona de alta vigilancia (entre Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil) y eso está en consonancia con muchos de los aspectos en que la Organización Mundial de Sanidad Animal trabaja.

-La OIE se está planteando metas concretas para erradicar la fiebre aftosa en el mundo. ¿Cuáles son?

-A partir de la conferencia de Fiebre Aftosa en Paraguay (en junio de 2009), se creó la necesidad de buscar metas concretas para el control y la erradicación de la enfermedad a nivel mundial. Para eso se precisa un Plan Director que permita avanzar en los países que hoy la padecen.

-¿Hoy cuántos países en el mundo padecen las fiebre aftosa?

– Hoy más de 100 países en todo el mundo. Por eso, la OIE está comenzando a trabajar con la FAO para crear un Plan Director que puede ser presentado a los organismos internacionales de financiación y buscar las ayudas de cooperación adecuadas.

-¿Se maneja alguna fecha primaria para tener listo ese Plan Director?

-Un objetivo primario podría ser 2020, pero dependerá mucho de como se articulen las distintas regiones, porque algunas están más adelantadas que otras y el tipo de virus es diferente en cada una de las regiones. Hay muchos problemas que hay que analizarlos a nivel central. Entonces, la idea es que en los primeros meses de este año se hagan reuniones de coordinación con la FAO, para trabajar en este plan, cuya idea es ponerlo en práctica en una conferencia que se hará en Tailandia en 2011.

-En el mundo continúan existiendo trabas al comercio que se escudan en aspectos sanitarios. ¿Qué está haciendo la OIE para frenar este problema?

-Estoy de acuerdo con esa apreciación. La OIE tiene un mecanismo de solución de controversias que no funcionó muy bien. Lo que está haciendo es perfeccionar ese mecanismo, para usarlo en forma más práctica y evitar los paneles costosos y que duran muchos años y se llevan adelante en la Organización Mundial de Comercio. Se busca tratar de establecer un ámbito de negociación cuando haya desvíos del cumplimiento de la legislación de la OIE, disposiciones de los estándares y códigos zoosanitarios para lograr un acuerdo bilateral. En este caso, obviamente, la gestión tiene que estar avalada por las dos partes.Perfil

Nombre: Carlos Correa

Cargo: Presidente de la Organización Mundial de Sanidad Animal

Edad: 63 años

Otros datos: Uruguayo
Vocación por el agro

Tras 19 años de trabajo negociando por Uruguay, fue elegido en mayo del año pasado, por los 175 países miembros, como presidente del organismo rector de la política sanitaria que rige el comercio de animales y subproductos en todo el mundo. Correa es médico veterinario y previo a asumir como presidente de la OIE -con sede en París- integraba la Unidad de Asuntos Internacionales del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). El mandato es por tres años. Correa es impulsor de la toma de conciencia del vínculo existente entre las enfermedades de los animales y la salud pública.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *