3 de enero de 2012 12:13 PM
Imprimir

Harengus, su acta de defunción

La fecha elegida por el directorio no fue casual sino más bien todo lo contrario: justo entre la Navidad y el Año Nuevo se llevó a cabo la Asamblea General Extraordinaria de accionistas de la empresa pesquera Harengus SA. La misma tuvo lugar en Puerto Madryn en las oficinas administrativas que la firma tenía en […]

La fecha elegida por el directorio no fue casual sino más bien todo lo contrario: justo entre la Navidad y el Año Nuevo se llevó a cabo la Asamblea General Extraordinaria de accionistas de la empresa pesquera Harengus SA. La misma tuvo lugar en Puerto Madryn en las oficinas administrativas que la firma tenía en la planta procesadora ubicada en el parque industrial de esa ciudad, según reza la convocatoria a la que accedió REVISTA PUERTO.

En plenas festividades de fin de año y evitando cualquier movilización de trabajadores, protestas o escraches, se cumplió con la formalidad de lo que ya se había conocido semanas anteriores.

La asamblea de accionistas en cuestión no fue una más, sino que fue la última. Se puso así final a la historia de una empresa fundada en el año 1978 que formó parte de la excepcional expansión de la industria pesquera que registró la ciudad de Madryn en la última década del siglo pasado.

La convocatoria a los titulares de las acciones fue un mero trámite en el que se analizaron y pusieron a consideración solamente dos puntos centrales y excluyentes. La decisión ya estaba tomada de antemano, restaba cumplir con la formalidad de la ley.

En primer término ratificaron “la presentación ante el Juez del Concurso de la manifestación del Directorio en los términos del artículo 63 de la ley 24.522 (Ley de Concursos y Quiebras), conforme artículo 6° de la misma”. Esto significa en otros términos comunicarle de manera oficial al magistrado que los propietarios de la empresa no cancelarán las acreencias que forman parte de ese concurso y en consecuencia lo habilitan a decretar la quiebra y poner en marcha el proceso de liquidación de bienes.

Se entiende como proceso concursal a una serie de secuencias o actos procesales tendientes a obtener una homologación judicial, en el caso de un concurso preventivo. Para el supuesto de quiebra, son los actos procesales tendientes a liquidar el patrimonio del deudor para así pagar el crédito a los acreedores verificados o declarados admisibles, como así también pagar los gastos y costas generados por el propio proceso concursal.

Puntualmente, el artículo 63 que se cita de la Ley de Quiebras se refiere al “Pedido y trámite. Cuando el deudor no cumpla el acuerdo total o parcialmente, incluso en cuanto a las garantías, el juez debe declarar la quiebra a instancia de acreedor interesado, o de los controladores del acuerdo. Debe darse vista al deudor y a los controladores del acuerdo”. Este supuesto no se dió en este caso, sino que se aplica el último tramo del párrafo de esa norma, que señala: “La quiebra debe declararse también, sin necesidad de petición, cuando el deudor manifieste en el juicio su imposibilidad de cumplir el acuerdo, en lo futuro”. Es esto, precisamente, lo que acaba de hacer la asamblea societaria de Harengus.

En tanto, el segundo punto de la asamblea fue la “Ratificación de la decisión del Directorio de transferir total y definitivamente las Cuotas Individuales Transferibles de Captura (CITC) asignadas por el Consejo Federal de Pesca”.

Para esto hay que remitirse a la Resolución N° 23/2009 del CFP que estableció el régimen específico de cuotificación, allí quedó establecido el porcentaje de la Captura Máxima Permisible que le corresponde a cada barco para la especie merluza común: Codepeca I, MN 5988 (0,1487 por ciento); Codepeca III, MN 5998 (0,2416 por ciento); Scombrus II, MN 2245 (0,0774 por ciento); Sermilik, MN 6501 (0,0748 por ciento).

Esto determina que la sociedad anónima Harengus dispone de un total de 0,5425 por ciento de Cuota Individual Transferible de Captura de Merluccius hubbsi. Y, si se tiene en cuenta que la Captura Máxima Permisible (CMP) establecida para el año 2012 al Sur del paralelo 41º S fue de 273.000 toneladas, la compañía en cuestión contaba con un activo de 1.481 toneladas, las que resolvió transferir total y definitivamente,

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *