3 de enero de 2012 18:31 PM
Imprimir

Un nuevo virus llamado ‘Schmallenberg’ afecta ya a 9 granjas belgas y 27 holandesas

Provoca malformaciones en corderos y terneros, fiebres y diarreas severas

Llamado virus de Schmallenberg, que produce malformaciones congénitas en corderos y terneros y provoca fiebre, diarrea severa y abortos en el ganado, se ha extendido de Holanda a Bélgica, donde ha sido detectado ya en 27 y nueve granjas, respectivamente. La Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria (AFSCA) de Bélgica informó este lunes del nuevo número de explotaciones afectadas, después de que la semana pasada el virus fuera identificado en seis granjas de este tipo en Flandes y en particular en la provincia de Amberes, indicó la agencia Belga.

El Centro de Estudios e Investigaciones Veterinarias y Agroquímicas (CERVA), el laboratorio belga de referencia para las enfermedades animales, detectó el virus por primera vez en Bélgica el 22 de diciembre.

 El virus de Schmallenberg, que también provoca una disminución de la producción de leche pero que no presenta riesgos para la salud humana, según los expertos, fue encontrado en corderos recién nacidos que pertenecen a una empresa agrícola ubicada en la provincia de Amberes.

 El virus recibe el nombre de la ciudad alemana Schmallenberg, situada en Renania del Norte-Westfalia y relativamente cerca de los países del Benelux, donde fue detectado por primera vez el 18 de noviembre en un ternero deformado.

 Después fue encontrado en 27 granjas holandesas, según dijo el viceministro de Agricultura de Holanda, Hans Bleker, al Parlamento, de acuerdo con radio Nederland.

 Dos días antes fue observado solo en cuatro explotaciones, lo que demuestra que el virus se expande aparentemente con rapidez.

 Holanda está analizando pruebas procedentes de 55 granjas y en otras 26 no se ha encontrado el virus.

 Hasta el momento 107 granjas han informado a la Autoridad holandesa para la Seguridad Alimentaria y de Productos para los Consumidores (NVWA) de brotes sospechosos.

 Las primeras investigaciones apuntan a una transmisión del virus a través de mosquitos, según la radiotelevisión pública francófona de Bélgica (RTBF).

 No existe ninguna vacuna contra el virus, ni un tratamiento específico. Tampoco hay indicios que permiten concluir que pueda infectar a otro ganado que no sea el bovino y ovino.

 El Instituto Nacional para la Salud Pública de Holanda (RIVM) cree poco probable que el virus pueda afectar a los humanos, una teoría apoyada por las autoridades belgas.

 De momento se han detectado dos formas en las que se manifiesta el virus de Schmallenberg: la primera ha sido observado en vacas y terneras y se caracteriza por la fiebre, una disminución en la producción de leche, diarrea severa y en algunas ocasiones sufren abortos.

 La segunda forma genera deformaciones congénitas (en las extremidades, provoca hidrocefalia o tortícolis) en los corderos recién nacidos, según la agencia Belga.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *