4 de enero de 2012 10:37 AM
Imprimir

Cambios climáticos influirían en producción avícola

Los portales AveWord y Actividad Avipecuaria publican un artículo en el que dan cuenta que las advertencias de los científicos sobre el cambio climático fueron insuficientes para que la humanidad frenara el proceso de recalentamiento del planeta, por lo que ahora sufrimos las consecuencias aún en la vida cotidiana.

Los fenómenos extremos como lluvias con intensidad antes desconocida, calor sofocante, falta de agua, sequías, vientos y tempestades, inviernos más cortos, etc. ya son una realidad que marcan e influyen en la producción agropecuaria de varios países, inclusive en Latinoamérica.

Una investigación llevada a cabo por técnicos brasileños a pedido de organismos de investigación de Reino Unido, concluyó que “los cambios climáticos afectan la producción de la agroindustria y, en el caso de la carne bovina, deben elevar los costos del chuleta entre 80% (en el escenario optimistas) a 160% (pesimista) en los próximos 25 años”, dicen los portales antes mencionados. “En los casos de la avicultura y porcicultura, que dependen aun más del ambiente, el impacto debe, como mínimo, ser equivalente”, agregan.

Los trabajos del equipo brasileño fueron coordinados por  Irenilza Alencar Nääs, la cual expresó que existen estudios preliminares sobre la producción de carne porcina y de aves en Brasil, y que “el impacto en el costo de producción de la industria avícola brasileña será tan espectacular o más que por los bovinos debido al costo de la energía”.

 La investigación científica se basó en las previsiones climáticas del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) para el desarrollo de un modelo de disminución de los pastos por los cambios en los índices de lluvias, en la temperatura del aire y en la duración de la sequía. Tales factores también influencian los cultivos de maíz, soja y sorgo que son responsables del 70% del costo de producción de los pollos.

EL MUNDO. En la esfera global, países como Rusia y Ucrania pueden tener la producción agrícola y la pecuaria favorecidas como otros países situados por debajo o encima de los paralelos 30º Sur o Norte, como es el caso de Argentina y algunos estados de Brasil (como Rio Grande do Sul y Santa Catarina).

Rusia ya está trabajando en un programa continuo para convertirse en por lo menos autosuficientes en la proteína animal en los próximos años.

“Van a producir pollo en Georgia lo que era imposible hace algunos años. Las estepas rusas podrán producir. Si continúa lo que viene ocurriendo en términos de cambios climáticos en los últimos 10 años, perderemos la hegemonía en 25 años. Los productores y gobierno se deberían preparar para el futuro”, alertó la investigadora Irenilza Alencar Nääs.

El marco descrito en el estudio se cumple si la temperatura media anual en el mundo pasa aumentar en alrededor de 2 ºC, lo que podría ocurrir en 2050. El secretario nacional de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente (MMA) e investigador de la Empresa Brasilera de Investigación (EMBRAPA, en sus siglas en portugués), Eduardo Assad, participó de la investigación sobre los impactos en la agricultura y revela una revisión en las previsión de calentamiento.

El experto explica que los cultivos como la soja y el maíz son algunos de los primeros en verse afectados y tienen una influencia directa en el costo de producción de pollos.

“Cambios también pueden ser oportunidades. Y a conveniencia de invertir en cultivos de ciclo corto que puede ser una alternativa con especies más resistentes. La biogenética ya desarrolla tipos de maíz con tolerancia a la sequía. Podemos doblar la producción sin deforestar una hectárea, dijo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *