4 de enero de 2012 11:02 AM
Imprimir

Podría aumentar el gasoil

Este 31 de diciembre venció la exención a dos tributos al biodiesel que integra la mezcla del litro de gas oil.

Se trata del Impuesto a los Combustibles Líquidos y el Gas natural, y el Impuesto a la Transferencia del Gas Oil. Ambos gravámenes estaban inhabilitados desde 2010 por la firma de un convenio. Según trascendió, hasta este domingo las empresas que estaban trasladando el aumento eran Shell y Esso. Por su parte, Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) tomaría este lunes la decisión. En tanto, Petrobras no adelantó qué determinación tomará. Por norma las petroleras tienen que incluir un siete por ciento de biodiesel en el gasoil que venden.
Y, aunque por ahora han permanecido en silencio, la ausencia de anuncios sobre una nueva prórroga a la desgravación fue interpretada como el fin de ese beneficio. Así, descontando que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) empezará a cobrarles desde este lunes el nuevo impuesto, la mayoría lo incluirá en las facturas de los productos que les venden a los propietarios de las estaciones de servicio que, a su vez, lo plasmarán en el precio en los surtidores.
La novedad llegó en un momento complicado para la industria, porque muchas compañías estaban estudiando aplicar incrementos para recomponer márgenes. En algunos casos, esta determinación podría obedecer también a un encarecimiento de los costos del petróleo con que trabajan las refinerías.
Sin ir más lejos, YPF, el líder del mercado argentino, compró en estos días el barril de crudo a febrero (se adquiere a futuro) en 75,40 dólares, casi cinco por ciento más que los 72,40 que había pagado para diciembre.
Es lo que presagiaba nuevos aumentos, considerando, además, que la compañía que conduce Sebastián Eskenazi no sube los precios en el área metropolitana desde el 14 de agosto, fecha de las elecciones internas abiertas y simultáneas.
De ahí que el nuevo impuesto provoque malestar en la industria. “No es un tema del Ministerio la política tributaria”, se excusaron en la cartera de Planificación Federal, que conduce Julio De Vido, cuando se los consultó acerca de las posibilidades de una nueva postergación de la exención.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *