5 de enero de 2012 10:33 AM
Imprimir

Pando solo hará abasto y Tacuarembó se para

URUGUAY : Menor oferta de ganado y pocos negocios complican.

Los pocos negocios contraídos en el exterior y una menor oferta de ganado, ocasiona que la planta de Tacuarembó/Marfrig permanezca cerrada hasta el próximo 15 de enero, pues la empresa le otorgó licencia a todo su personal, según publicó Faxcarne.

Mientras tanto, el Frigorífico Pando (Ontilcor) también otorgará licencia a gran parte de sus operarios a partir de la semana que viene y durante tres semanas, adecuándose a la menor oferta ganadera en el mercado. Esta empresa mantendrá una actividad mínima que rondará en el entorno de las 400 reses semanales y solo apuntando al mercado interno.

La planta de Tacuarembó/Marfrig estuvo cerrada durante cinco meses luego del incendio que consumió prácticamente todas sus instalaciones, dejando operativo únicamente el sector de elaborados; había vuelto a retomar la faena el pasado mes de diciembre.

El grupo continuará faenando en sus otros tres frigoríficos (Salto, Colonia y San José), aunque -según precisó Faxcarne- una vez que vuelva a estar operativa la planta de Tacuarembó la empresa determinará si mantiene activas las cuatro plantas de faena o si paraliza temporalmente la de Colonia.

 “Vamos a analizar, en la tercera semana de enero, cuál es la oferta y cotización del mercado de haciendas para tomar una determinación”, según dijo a Faxcarne una fuente de la empresa.

Mientras tanto, el mercado internacional está prácticamente parado y en el caso de Uruguay, la mayor expectativa se centra en Rusia, país que debería estar emitiendo las nuevas cuotas de importación de carne para el 2012 a partir de la segunda quincena del presente mes.

A nivel del mercado de la Unión Europea los negocios siguen prácticamente paralizados -según Faxcarne-, típico a esta altura del año.

Las únicas referencias para el juego de cortes conocido como rump & loin manejan de US$ 15.500 a US$ 15.600 FOB para los cortes Hilton procedentes de Argentina.

En el mercado internacional Uruguay quedó con una carne cara, porque su tonelada bovina exportada superó en precios a la de Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. La crisis económica en los mercados se comenzó a sentir.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *