5 de enero de 2012 11:17 AM
Imprimir

El uso responsable de los baños

Se ha demostrado que los fracasos en la utilización de los productos no obedece únicamente a problemas ligados a ellos.

La investigación de las concentraciones de principio activo en los bañaderos, los datos de cubicación, y la técnica misma de realizar las balneaciones, han demostrado que los “fracasos” en el efecto deseado de un garrapaticida se explican, (salvo los casos de resistencia instalada y demostrada) por no cumplir las siguientes reglas.

Tamaño, cubicación y llenado
Cubique el bañadero y la pileta previa limpieza y rasqueteado profundo del fondo (sedimento). Utilice un recipiente de volumen confiable, con este llene un tambor de hasta 200 litros y con este llene y marque la pileta, luego llene el baño, controle las marcas en la regla (varilla larga en forma de T, para apoyar la T en el piso del baño, en la parte inferior de la T clave una delgada chapa, para evitar el desgaste). Realice esta operación siempre en el mismo lugar, para regular la regla y luego durante las balneaciones. Es muy útil, al llegar a 1.000 litros antes del volumen total de llenado, marcar la pared del bañadero. El volumen de llenado no debe ser inferior a 12.000 litros y con una altura del nivel de llenado no inferior a 1,85 metros (el animal debe zambullirse bien y nadar hasta un excelente mojado). Es recomendable una escalera de salida larga, para un buen escurrido. Bañaderos cortos crean fracasos. Si su bañadero es menor a 10.000 litros, haga las marcas cada 500 litros y controle el tiempo de nado, ver más adelante.

Del método de hacer las balneaciones
Los garrapaticidas de inmersión actúan por contacto; a mayor tiempo de contacto (nado) mejor seguridad de mojado y eficacia. Bañe con calma y regularidad, con un tiempo mínimo de nado de 30 segundos. Si el baño es corto, retenga con la horquilla, en todos los casos durante el nado zambulla una vez la cabeza. Cada bovino se lleva cerca de tres litros de liquido del bañadero. Quite el barro y bosta del piso del escurridero, su vuelta al bañadero aumenta el arrastre. Las piletas de decantación son muy importantes. Un mal escurrido aumenta el costo de reposición. En la práctica cada 300 bovinos bañados está próxima la necesidad de la reposición (ver mas adelante). Lea las instrucciones y advertencias de la etiqueta y mantenga siempre a mano una de ellas para el caso de emergencias. No bañe animales sedientos, ni en las horas de máximo sol. Observe las medidas de seguridad que figuran en el envase, especialmente evite fumar durante la balneación y cuando se está manipulando el producto. Lávese con agua y jabón cara y manos en los descansos y al terminar la tarea. Lleve una planilla donde anotar fechas de los baños, cantidades de producto utilizada, de bovinos bañados, de reposiciones efectuadas y niveles iniciales y finales.

Preparación inicial y sucesivos usos
Prepare el baño según la instrucción de la etiqueta. Antes de volver a reutilizar el bañadero, proceda a revolver con un azadón de hierro y un mango de 4 metros, arrástrelo por el piso del baño. Así se Afloja el sedimento que contiene muchas partículas de garrapaticida. Revuelva con energía llevando el azadón hasta la mitad del nivel. El azadón debe formar parte inseparable de las herramientas para bañar. Pase el azadón de punta a punta en varios movimientos, vaya al fondo no menos de 10 veces. Después pase 40 bovinos para un removido fino, estos bovinos una vez secos, volverán a pasar al final. Atención: remover sólo con bovinos actúa únicamente en las capas superiores, (no mueve los 30 centímetros del fondo).

De las reposiciones y refuerzos
Los partículas del garrapaticida en el bañadero, son selectivamente extraídos por piel, pelos y materia orgánica en suspensión. Por ello, es imprescindible agregar agua limpia cada vez que el nivel baja como máximo 1.000 litros. El agua limpia repone el nivel inicial y libera partículas de producto adheridas a la materia orgánica.
Desde este punto de vista no es una práctica deseable hacer sólo refuerzos en seco.
Si los agregados de agua se hacen en descensos de nivel menores de 1.000 litros, aumenta la seguridad de eficacia.

Análisis de los principios activos
Los estudios realizados durante años respecto a la concentración de garrapaticidas en el bañadero dieron resultados lamentables y preocupantes, por facilitar la formación de resistencia a los principios activos.
Es necesario hacer un análisis químico del líquido siguiendo instrucciones de “toma de muestra” según indique el fabricante y/o el laboratorio de análisis. El caldo contenido en el bañadero tiene una vida útil, bañada determinada cantidad de bovinos la proporción de suciedad es tal que pese a las reposiciones y refuerzos el contenido de materia orgánica atrapa desmedidamente las partículas de la formulación. Autoridades sanitarias establecen límites a la cantidad de bovinos a bañar según la capacidad y llenado del bañadero.

Por el M.V. Elías Álvarez.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *