5 de enero de 2012 15:01 PM
Imprimir

Temporada de calamar 2012

Si todo marcha sobre ruedas o, más propiamente, se mantiene a flote, en los últimos días de enero zarpará el buque de investigación del INIDEP desde Puerto Madryn, para evaluar el estado del calamar illex, específicamente el stock sudpatagónico (SSP) y desovante de verano (SDV).

Durante el 2011 se realizó un monitoreo casi permanente, a través de la participación del grupo de evaluación de cefalópodos en las campañas de merluza –durante agosto y octubre/noviembre– y de prospecciones con buques comerciales, la última realizada durante los 10 primeros días de diciembre, entre los paralelos de 44 y 47º sur. También se reunió con asiduidad la comisión de seguimiento del recurso, integrada por investigadores, funcionarios y armadores.

Las expectativas sobre lo que pueda deparar el recurso para este 2012 no son muy altas. Durante la campaña de merluza se observó que la abundancia fue significativamente menor que en otras temporadas: “Medido en toneladas por milla náutica cuadrada, las capturas estuvieron entre los 90 y 65 kilos, lo que muestra una gran escasez de recurso”, pudo leerse en el acta 41 del Consejo Federal Pesquero. Incluso la apertura anticipada de la zona sur para un grupo reducido de poteros debió suspenderse rápidamente debido al rendimiento relativamente bajo y el tamaño juvenil de los ejemplares capturados.

De la información registrada sobre el accionar de los buques arrastreros, a través de los observadores a bordo se constató “que en el presente año (por el 2011) el índice de capturas del sur es muy bajo, por debajo de la media de la serie de años analizados. Al norte de los 44ºS, las capturas también estuvieron muy por debajo de la media”, se afirma en el acta 44 del 7 de diciembre. En esa misma reunión del Consejo se decidió mantener cerrada la temporada de pesca hasta el 1 de febrero de 2012, por recomendación del INIDEP.

De diciembre a febrero la situación del calamar puede variar, es común en su comportamiento. Sin embargo, hasta ahora resulta imposible para los investigadores del INIDEP encontrar un parámetro ambiental definitivo que pueda ayudar a predecir lo que ocurrirá en el mediano o corto plazo.

Recién cuando el buque de investigación zarpe, conjuntamente con la flota comercial que comenzará su temporada 2012 a fines de enero, se podrá tener un panorama acabado de la situación del recurso.

Pero los armadores poteros intentarán salir antes, como cada año. El tamaño de los ejemplares dentro de la zona económica exclusiva puede ser un argumento de peso para frenarlos pero la presencia de unos 200 buques extranjeros en la milla 201, como ya se prevé que llegarán, también pesará a la hora de fundamentar su reclamo. Nuestro país no tiene capacidad para controlar tanta cantidad de barcos y permitir a los poteros argentinos, mediante un permiso de gran altura, llegar allí antes del 1 de febrero puede ser una medida que convenga a todos.

Esta es una decisión que seguramente no contará con el aval de la jefa de Proyecto del INIDEP, quién está históricamente en contra de adelantar el inicio de la temporada. Será en definitiva una decisión política que deberán tomar los miembros del Consejo Federal Pesquero y la autoridad de aplicación, en las próximas semanas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *