5 de enero de 2012 15:16 PM
Imprimir

El Gobierno volvió a convocar al sector pesquero

Como era lógico de esperar todos calificaron de positiva la primera reunión convocada por el gobierno de Martín Buzzi a los diferentes actores que componen la industria pesquera de Chubut. Los sindicatos y las empresas volvieron a reiterar sus posiciones y planteos que en nada difieren a lo que ya le han expresado años anteriores al Secretario de Pesca, Hugo Stecconi, quien fuera ratificado en la continuidad del cargo.
“Esta reunión fue casi un déjà vu, lo mismo que se viene analizando hace años se volvió a discutir. El contenido de la charla fue el mismo que el que se viene debatiendo desde tiempo atrás”, le confió a Revista Puerto uno de los asistentes.
No obstante, coinciden en destacar que hay interés real en resolver los problemas de fondo. “Buzzi mostró decisión en trabajar sobre medidas concretas del orden provincial, y llevar a Nación no un cúmulo de quejas, sino llevar propuestas serias y que tengan algún viso de aplicación”, añadió la fuente.

REUNION MAS ACOTADA
Mañana viernes se realizará una segunda reunión más acotada, ya que se observó que un encuentro multitudinario con demasiados actores hace dificultoso hilvanar puntadas finas sobre los factores que se deben atacar para contrarrestar la pérdida de competi-tividad que ciñe a este sector de la producción industrial.
Asimismo, un dato concreto que el gobierno aportó como definición de partida es que no se derogará la ley de emergencia ocupacional, eso fue advertido desde un inicio, es decir, la norma que establece obligatoriedad de ocupar mano de obra en tierra en relación a los metros cúbicos de bodega de los barcos congeladores langostineros con licencias provinciales, continuará vigente.
Aunque las empresas, principalmente las de Puerto Madryn, advierten que el 80 por ciento del langostino que se pesca en aguas de Chubut lo captura la flota costera que no tiene esas exigencias, mientras que solamente el 20 por ciento de ese recurso faenado en jurisdicción provincial corresponde a los congeladores, insistirán en revisar concienzudamente esas cargas de ocupación laboral.

VARIADA REPRESENTACION
El primer mandatario provincial se incorporó a la reunión cuando ya había transcurrido más de una hora de comenzado en encuentro.
El cónclave se desarrolló en la Sala de Situación de la Casa de Gobierno en Rawson, donde participaron representaciones sindicales tales como el SOMU, Siconara, Capitanes y la más numerosa fue del STIA con delegados de varias ciudades, además de su titular y Secretario General de la CGT del Valle, Luis Núñez. Por el sector empresario asistieron el gerente general de CAPIP, Eduardo Maiesterrena; por Alpesca, su gerente de Relaciones Insti-tucionales Gerardo Dietrich acompañado por otro representante del nuevo grupo inversor que comanda la pes-quera que mayor cantidad de mano de obra directa ocupa en la Patagonia.
Asistieron también el gerente general de Iberconsa, Juan Pablo Basavilbaso, el empresario Omar Segundo de Poseidón, entre otros, aunque se excusaron de estar presentes los directivos de numerosas compañías que por la fecha ya no se encontraban en el país.
En tanto, Manuel “Mano-lín” Rivera Gómez, titular de Ecoprom, la empresa que adquirió la planta que Arbumasa tenía en Comodoro Rivadavia también intervino durante la reunión y con su vehemente locuacidad sintetizó con claridad meridiana gran parte de los problemas que el sector afronta, fiel a su estilo puso blanco sobre negro sin medias tintas.

UN AÑO DE PAZ SOCIAL
El gobierno lo que busca es una tregua, un año de paz social, sin conflictividad, mientras se puedan ir barajando algunas medidas provinciales y nacionales que compensen los mayores costos que tiene el sector y que son determinantes en la ecuación económica. Lo cierto, es que los gremios anticiparon que están dispuestos a acompañar, pero que ello no implica resignar paritarias ni pedidos de actualizaciones salariales, con lo cual, cuando termine el mes de mayo el STIA volverá a pedir un incremento para sus afiliados, y las empresas sostendrán que no están en posición de otorgarlos; una novela que se repite año tras año, y que siempre el desenlace es la paralización de plantas, quema de cubiertas, escrache a domicilios, y nada hace prever que en este 2012 sea diferente.
Con todo, las partes admiten que por primera vez el gobierno provincial reconoce abiertamente que no existe una solución sino que la salida estará dada por la sinergia que puedan tener la administración de Chubut y el gobierno nacional. Buzzi aspira a recurrir a la presidenta Cristina Fernández, no llevándole un diagnóstico del problema, sino carpetas con soluciones alternativas que tengan principalmente el consenso de las empresas y los gremios.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *