6 de enero de 2012 10:40 AM
Imprimir

LA SEQUÍA PROVOCA FUERTES MERMAS EN LA PRODUCCIÓN

La experiencia demuestra que los productores agropecuarios -que mayoritariamente votaron por Cristina Fernández en 2007 y 2011 pero se le enfrentaron en 2008, año de sequía-, entran en ebullición cuando disminuyen sus cosechas. Por eso, el parte meteorológico provoca hoy día tantas expectativas.

Algunos retratos de la prensa bonaerense, cuando se agudiza la sequía que tanto castiga a las zonas de producción agropecuaria:

 
 
“Preocupa la situación del campo por la sequía. Dirigentes agropecuarios consultados por Radio Pop mencionaron que la situación en el distrito es preocupante y no descartaron como han hecho otros distritos de la zona solicitar la emergencia agropecuaria si es que las condiciones climáticas no cambian en los próximos cinco días. Así productores y organizaciones ligadas a la cosecha y a la ganadería se mostraron preocupados por la delicada situación que afecta vastas extensiones de tierra. No obstante, la Comisión provincial se declaró en estado de asamblea permanente, según se aseguró desde el ministerio de Asuntos Agrarios.”
 
 
 
“La sequía que afecta a numerosos distritos de la provincia de Buenos Aires podría generar importantes pérdidas que irían desde un 80% hasta un 40 % para el maíz de primera en todo el territorio provincial. 

Ante este panorama que tiende a agravarse ya que no se esperan lluvias para los próximos días, CARBAP y otras entidades del campo analizan pedir a la Provincia la declaración de emergencia para diversas zonas.

Al respecto el vicepresidente 1º de CARBAP, Juan Balfour, de la zona de Guaminí, confirmó al programa Cada Día que se emite por Radio Omega, que la situación es muy preocupante y que de acuerdo a la información brindada por al menos 25 Sociedades Rurales de la región que fueron consultadas por la entidad, “las pérdidas serían muy importantes, hablan desde un 80 hasta un 40 % en el maíz de primera, abarcativo a toda la provincia”.
 
Además comentó que “los rindes de trigo en el norte de la provincia fueron buenos a diferencia de los distritos del sur bonaerense, donde fueron un desastre”.

Asimismo adelantó que en los próximos días volverá a reunirse la Comisión de Emergencia de la provincia de Buenos Aires “donde se van a tratar los pedidos que hayan entrado en la última semana de diciembre” y en este sentido solicitó a los productores afectados que se presenten a solicitar la emergencia.”
 
 
 
“Diciembre fue el mes más seco de los últimos cuatro años, al tiempo que las altas temperaturas y la falta de lluvias “están afectando al avance de la campaña gruesa, lo que hace prever reducciones en la producción de soja y maíz de la nueva cosecha”.
  
Así lo advirtió un informe de la Federación Agraria Argentina, que alertó también que los efectos de “La Niña” se están notando, sobre todo, en la región sur y oeste de Santa Fe, centro y norte de Buenos Aires y sudeste de Córdoba.
  
El informe puntualizó que los montos de precipitaciones acumulados en el período comprendido entre el 1 y el 23 de diciembre de 2011 no superan los 20 milímetros en gran parte de la región, afectando la recarga de agua del suelo en la principal zona de cultivos de la Argentina.
 
“A ese panorama se suma que los montos de lluvia no sufrirán modificaciones en los próximos días, ya que no se esperan precipitaciones en la región. Además, las altas temperaturas favorecerán la evapotranspiración, generando una mayor disminución de la humedad en el suelo”, añadió.
  
En un comunicado, la entidad señaló que la zona más afectada es el norte de la provincia de Buenos Aires, sur y oeste (hasta llegar al norte) de Santa Fe y este de Córdoba.
 
Con el fenómeno de La Niña, el nivel de lluvias es inferior al habitual, y el maíz está sufriendo la falta de humedad en varias regiones productoras.
 
Empieza a observarse en algunos lugares que la soja tiene un desarrollo inferior al normal por el tiempo seco y cálido provocado por el mismo fenómeno climático.
 
En Villa Minetti, San Bernardo, Santa Margarita, bien al norte de la provincia de Santa Fe, en el departamento 9 de Julio, comenzó a producirse la muerte de animales y el éxodo de algunos productores y el stock de casi un millón de cabezas, existentes antes de 2008, disminuyó a 500.000, producto de la sequía de ese año, cifra que también tiende a menguar por la persistencia de la aridez reinante, obligando al productor a fletear el transporte de agua para el brebaje de sus animales.”
 
 
 
“Ayer (miércoles 04/01), autoridades de la Cooperativa Eléctrica de Azul Ltda. brindaron una conferencia para anunciar medidas preventivas y restrictivas debido a que el Partido de Azul se encuentra en un área de sequía condicional, similar a la ocurrida en el año 2008, según la información de los organismos rectores nacionales y de la Autoridad del Agua Provincial.

Las altas temperaturas y la carencia de lluvias repercuten en el nivel de las napas de agua, causando depresión del acuífero y hundimiento del terreno, que a su vez produce roturas en las cañerías.

En un informe técnico reciente se detectaron anomalías en la reserva de agua de la región pampeana, las que motivaron que se establezcan medidas restrictivas en el servicio de agua potable hasta marzo de 2012.

Se detectó depresión del acuífero a niveles de sequía condicional, según información oficial, y se constató una disminución de los niveles freáticos.

(…) Así, según lo informaron ayer, se dispuso la prohibición del riego por particulares de calles de tierra. Al mismo tiempo, la CEAL puso a disposición técnicos para la verificación de las cañerías internas en los domicilios y solicitó a la población la racionalización en el uso del agua.

También se determinó una tarifa diferencial a modo de castigo para consumos mayores a 30 metros cúbicos mensuales, que son mil litros diarios.

(…) El director de Sistema de Agua consignó que “son medidas que se toman ante una situación que en este momento es preventiva, tornándose crítica”.

Al respecto, consideró que “en este momento la situación no es de gravedad, tenemos muy pocos reclamos puntuales, siendo la mayoría de ellos por falta de reservas”.

Precisó además que “es una emergencia no sólo para Azul y es muy parecido a lo que se sucedió en 2008 y 2009”.

A su vez, estimó que la situación se agudizará ya que los especialistas hablan de la sequía más severa de los últimos 50 años.

Especificó en este marco que “aunque llueva como dicen a fin de mes, el acuífero tarda dos años en llegar a una situación normal”. (…)”.
 
¿Qué están haciendo las autoridades sectoriales?
 
Los ministros en Provincia (Gustavo Arrieta) y Nación (Norberto Yauhar), se reunieron para articular “políticas comunes” para el sector agrícola. 
 
Yauhar lucía eufórico por el nuevo sistema de comercialización de trigo que comenzará a regir el 15/01, que no tendrá cupos para el excedente de 7 millones de toneladas destinados al consumo interno y el cereal se negociará sin ROE, (permisos de exportación), como se hacía hasta el momento, segun le informó el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno (quien ahora vela por la necesidad de divisas que tiene el Estado)
 
La cosecha está entre los 13 y 14 millones de toneladas de trigo para la actual campaña 2011-2012.
 
“Nos estamos acercando muchísimo a la solución que nos han planteado los sectores durante muchos años y creo que hemos logrado un acuerdo que deja satisfechas a todas las partes”, dijo Yauhar en conferencia de prensa.
 
Pero la cuestión, además, es qué hacer ante la sequía. Las autoridades se niegan a la mera posibilidad de reducir la presión tributaria nominal para el sector.

La CEDABA ( Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la provincia de Buenos Aires) resolvió declarar:

 
“1. El estado de Emergencia Agropecuaria Individual (según listado) para las parcelas rurales afectadas por lluvias intensas y vientos huracanados de los partidos de JUNIN y GONZALES CHAVES, por el período 08/11/11 al 31/03/12. Los productores deberán acompañar a las presentaciones individuales, el formulario 911 ó 111 en todos los casos.

2. El estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para las parcelas rurales afectadas por lluvias intensas y vientos huracanados de las circunscripciones II, V y X del partido de CHACABUCO, por el período 08/11/11 al 31/03/12. Los productores deberán acompañar a las presentaciones individuales, el formulario 911 o 111 en todos los casos.

3. El estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para las parcelas rurales afectadas por sequía del partido de FLORENTINO AMEGHINO, por el período 01/01/12 al 30/06/12. Atento que la situación se extiende a los partidos de GENERAL PINTO y GENERAL VILLEGAS, por el Artículo 12° de la Ley N° 10390, se declaran en la misma situación.

Además, dispuso dejar en observación la presentación del partido de GUAMINI a la espera de información complementaria y dar entrada a:

1. A la solicitud de declaración del estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para las parcelas rurales afectadas por sequía del Partido de Nueve de Julio.

2. A la solicitud de prórroga del estado de Desastre Agropecuario para las parcelas rurales afectadas por sequía del Partido de Puan.

3. A la solicitud de prórroga del estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para las parcelas rurales afectadas por sequía del Partido de Tornquist.

Por otra parte, de acuerdo a lo solicitado por el representante del Banco Provincia de Buenos Aires, se aprobó la presentación de solicitudes de Emergencia y/o Desastre por parte de los productores ante el Municipio correspondiente y la respectiva emisión de constancias de recepción en forma provisoria, una vez propuesta la declaración del estado de Emergencia y/o Desastre por esta Comisión, hasta tanto se apruebe la norma que homologa la solicitud, sin que ello implique una determinación respecto al Certificado Definitivo emitido por el Ministerio de Asuntos Agrarios.

Las partes acordaron finalmente fijar para el 1º de febrero la próxima reunión de la CEDABA, en la que se tratarán todas las presentaciones que se reciban hasta el 20 de enero. Sin embargo, la CEDABA resuelve mantener el monitoreo permanente de la situación climática imperante y en caso de ser necesario adelantar la fecha mencionada.”



“(…) La Sociedad Rural de San Pedro –cuyo titular local Raúl Victores fue candidato a presidir de Carbap, elecciones en las que perdió por ser “menos moderado” que su rival Alberto Frola, de General Pico, La Pampa– puso a disposición de este semanario una recolección de información para la región, producida a partir de datos publicados por la revista Márgenes Agropecuarios de octubre de este año, sobre los que fue elaborada esta página. 

Según la Chicago Board of Trade para octubre 2011, el precio de la soja es de 447 dólares la tonelada. Tomando el precio del dólar a $ 4,28, ello significa $ 1.913. Una tonelada contiene 10 quintales. Un quintal es igual a 100 kgs.

El promedio de rinde de una hectárea sembrada con soja en la zona es de unos 30 quintales, es decir tres toneladas. A precio Chicago, esto es US$ 447 multiplicado por tres: US$ 1.341; expresado en pesos argentinos a cotización $ 4,28, el rinde de una hectárea es de $ 5.739,48. 

Las retenciones a la soja son del 35%. Es decir que, de una tonelada de US$ 447 precio Chicago, el Estado Argentino retiene US$ 156,45 ($ 669,60), por lo que el productor recibe US$ 290,55, unos $ 1.243,55. 

En el mercado de Rosario, la tonelada se paga $ 1.270, precio con retenciones incluidas. Por hectárea, entonces, el productor obtiene, una vez restadas las retenciones, unos $ 3.810 brutos a los que hay que quitarle los costos.

La superficie sembrada de soja en el partido de San Pedro, según datos ofrecidos por la Sociedad Rural local, asciende a 70.000 hectáreas. El dato surge de restar a las 100.000 existentes un 30% que se destina a soja de segunda, maíz, sorgo y trigo, según explicaron los ruralistas. 

El cálculo ofrecido señala que los costos directos que invierten los productores de soja en el partido suman un total de US$ 26.460.000 (unos $ 113.248.800). 

Por hectárea, los costos (que incluyen insumos, como agroquímicos y fertilizantes, labores como siembra y fumigación, y gastos en fletes, comerciales e impositivos de venta) son de US$ 378 ($ 1.617,84).

Un productor que trabaja sobre 100 hectáreas, por ejemplo, invierte entonces US$ 3.780 o $ 16.178,40. Ello si es propietario de la tierra; en caso contrario deberá sumar por hectárea otros US$ 415 ($ 1.776,2), valor estimado del arrendamiento, según la propia Sociedad Rural, cuyos miembros calculan que el 50% de la tierra sampedrina es arrendada.

Primer dato curioso: aquellos dueños de tierra sembrable que arriendan sus campos a productores de soja en el distrito de San Pedro obtienen US$ 14.525.000 ($ 62.167.000) por tal concepto. Es decir que esa es su ganancia por la renta del campo que trabaja otro, que es el que corre los riesgos correspondientes, mientras ellos sólo pasan a cobrar por ventanilla al final de la cosecha.

El total de la inversión para la producción de soja en el partido de San Pedro asciende así para las 70.000 hectáreas sembrables del distrito, según esos datos, a US$ 40.985.000 ($ 175.415.800).(…)

Si cada hectárea rinde un promedio de 30 quintales (3 toneladas), las 70.000 hectáreas sembrables de soja rinden 210.000 toneladas. A precio de Chicago son US$ 93.870.000, es decir $ 401.763.600, siempre calculando con un dólar a $ 4,28.

Las retenciones, de 35% por tonelada, suman un total de US$ 32.854.500 ($ 140.617.260). Ese número es el que aporta San Pedro al Estado nacional en concepto de retenciones por soja.

De estos datos se desprende que la facturación de los productores de soja sampedrinos, una vez hechas las retenciones, es entonces de US$ 61.015.500 ($ 261.146.340). Restando el costo de inversión, la ganancia neta del sector en el partido asciende a US$ 20.030.500 ($ 85.730.540).

Del total de US$ 32.854.500 ($ 140.617.260) volvieron a San Pedro en concepto de Fondo Sojero $ 3.260.854,15 entre enero y octubre de 2011, según datos de la Subsecretaría de Política y Coordinación Económica del Ministerio de Economía provincial. El total correspondiente para el año 2010 fue de $ 3.621.081.

Ello significa apenas poco más del 2,5% del total. Para ser más gráficos, San Pedro ve que en el Estado nacional quedan de sus aportes en concepto de retenciones a la soja unos $ 136.996.179 que no vuelven al distrito
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *