6 de enero de 2012 10:59 AM
Imprimir

“La industria de nutrición animal protege las exportaciones de carnes y lácteos”

Pablo Azpiroz, director tesorero de la Asociación de las Industrias de Alimentación Animal de América Latina y Caribe (Feed Latina).

¿Cuándo y con qué objetivos se creó Feed Latina?

Se creó en abril de 2007 en una reunión de unas 40 personas, sobre todo representantes de industrias latinoamericanas y de gobiernos, en el II Global Feed & Food Congress, en San Pablo. El objetivo primordial fue fortalecer a la región como gran bloque productor de alimentos para animales poniendo el foco en la producción de proteína de origen animal y, en consecuencia, en la atención de la problemática y desafíos futuros vinculados a la producción de alimentos para humanos. Otros objetivos fueron atender asuntos técnicos, de inteligencia de mercados, armonizar la normativa regulatoria, fortalecer la actividad industrial logrando mayor sustentabilidad, garantizar la seguridad e inocuidad alimentaria, promover la educación y el justo comercio regional y entre bloques, efectuar análisis y gerenciamiento del riesgo y promover la capacitación y el entrenamiento.

¿Con qué respaldos cuenta y qué volúmenes productivos abarca?

Cuenta con el apoyo de FAO, desde su central en Roma, y de FAO RLC, con sede en Santiago de Chile. Tiene apoyo de organizaciones privadas y públicas, por ejemplo organizaciones de producción animal. Feed Latina está asociada desde 2009 a la International Feed Industry Federation (IFIF). De la producción total de alimentos para animales y suplementos en América Latina y Caribe hoy las industrias nucleadas e interrelacionadas con Feed Latina producen alrededor del 85%, siendo el total producido en la región unos 125 millones de toneladas al año, con un crecimiento significativo en los últimos tres o cuatro años. Feed Latina evaluó su participación en el mercado mundial de alimentos para animales y está posicionada en un 17% de un total estimado de unos 850 millones de toneladas al año.

¿Qué clase de industrias se han integrado y qué producen?

Existe un número importante de industrias, nacionales o multinacionales, y como asociados están las asociaciones de industrias de distintos países, como Audina en el caso de Uruguay. Algunas de las industrias son M. Cassab, Poli Nutri, Basf, Novus, All Tech, DSM y Adisseo. Producen aditivos, premezclas vitamínicas y minerales, aminoácidos, alimentos balanceados, suplementos minerales y todos aquellos componentes que de participan en la formulación y elaboración de alimento para animales, tanto de producción como Pet Food.

¿Cómo está la producción local de alimento para animales?

Hubo un gran avance, sobre todo estos últimos cuatro a cinco años. Los mercados, como ser lechería y producción cárnica, han exigido a la industria una nutrición de precisión. La evolución en la variedad de productos fue muy grande y con un enfoque de la industria muy técnico. Las empresas hicieron fuertes inversiones en infraestructura y equipamiento y creció el trabajo de campo conjunto entre los nutricionistas de las industrias y los productores y sus técnicos. Las empresas se han preparado para cumplir las exigencias oficiales de buenas prácticas de fabricación. Hay controles de las industrias en las materias primas adquiridas, análisis permanentes, capacitación constante de los técnicos y del personal de la industria y se tienen garantías en cuanto a la calidad de los productos y su inocuidad. Hay una gran conciencia del rol que tenemos, sobre todo en un país agroexportador. La industria de nutrición animal protege y se esfuerza para brindar las máximas garantías en las exportaciones de carnes y lácteos.

¿Qué ha sucedido en cuanto a la comercialización?

El perfil de la demanda cambió notoriamente. Uno de los motivos han sido los contextos de la producción, por la necesidad de maximizar la rentabilidad dentro de los predios. Otro cambio ha sido las oscilaciones en los precios de los commodities, componentes permanentes y fundamentales en la industria de nutrición animal. También variaron en forma significativa factores que componen la cadena de costos, algunos con fuerte incidencia, como los fletes, haciendo que las cuestiones de logística sean algo prioritario. Otro cambio no menor es la gran expansión agrícola que hizo que muchos productores produzcan sus alimentos, dedicándose la industria a ajustar las dietas.

¿Se produce y comercializa más alimento para animales?

En los últimos años existió un crecimiento en forma global y de la mano de la intensificación y de nuevas oportunidades de negocios como feedlots y exportación en pie. En América Latina hay una estimación de un crecimiento de un 6% a 8% de 2009 a 2010 considerando básicamente alimento producido por la industria a nivel comercial.

¿Qué perspectivas hay a corto y mediano plazo?

Hay desafíos muy grandes dada la creciente demanda de alimentos para la población humana. América Latina, por varias ventajas, está llamada a ser el gran bloque productor de alimentos para animales y, en consecuencia, para humanos. Habrá que trabajar mucho y en conjunto en el desarrollo de tecnologías, en normativas que faciliten la comercialización dentro de la región, en innovar en productos, equiparse mejor y atender los requerimientos de crecimiento de explotaciones existentes como avicultura y suinos u otras novedosas como piscicultura. Los grandes retos son, para 2050, aumentar significativamente  la producción de lácteos, duplicar la de proteína cárnica (vacunos, ovinos y suinos), triplicar la de proteína de pollo y quintuplicar la de huevo, por citar algunos ejemplos. Estamos en el camino correcto, pero habrá que hacer un mayor uso de tecnología para ahorrar usos de recursos como tierra y agua y cuidar al máximo los efectos ambientales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *