6 de enero de 2012 11:06 AM
Imprimir

El gobierno santafecino intenta que Swift no cierre una planta

Convocó a sus directivos a una reunión informativa con autoridades y trabajadores.

En un nuevo intento de evitar el cierre del frigorífico que la empresa JBS (ex Swift) administra en Venado Tuerto, en el extremo sudoeste de esta provincia, el Ministerio de Trabajo de Santa Fe decidió convocar a sus directivos para que informen a las autoridades y a los dirigentes de la Federación Gremial del Personal de Industria de la Carne cuál es la situación de la empresa de capitales brasileños en Venado Tuerto y en Rosario.

Así, la cartera laboral actuó de oficio luego de que el director de Relaciones Laborales del Ministerio de Trabajo, Mario Gaggioli, se reuniera con un apoderado de la firma, con escaso poder de decisión, a quien consultaron sobre las versiones que circulan sobre el futuro de unas 2500 fuentes de trabajo en los frigoríficos que JBS tiene en las dos localidades del sur provincial.

El intendente de Venado Tuerto, José Luis Freyre, afirmó que directivos del frigorífico le comunicaron “la decisión de cerrar la planta”, y agregó que “el panorama es complicadísimo; la reunión se desarrolló con un alto grado de tensión”.

Freyre agregó que se les recordó a los empresarios que cuando se instaló Swift en la provincia, cuando CEPA, la entonces operadora del frigorífico, dejó de operar, la provincia y la intendencia se hicieron cargo de algunos costos de mantenimiento y dieron beneficios impositivos. “Nos tendrían que haber anticipado lo que se avecinaba”, se quejó.

“La empresa nos comunicó que desde hace un año le viene advirtiendo al gobierno nacional sobre el cierre de la planta. Nos preocupa, ya que nosotros también venimos alertando de lo que sucede en todo el sector con los despidos masivos”, afirmó, por su parte, el secretario general de la federación, Alberto Fantini. El sindicalista agregó: “En este contexto, estamos trabajando con el intendente de Venado Tuerto, José Luis Freyre, y mantendremos una reunión la semana próxima con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a los efectos de que se tracen políticas claras de defensa de los puestos de trabajo”, subrayó el gremialista.

Entretanto, el Ministerio de Trabajo envió ayer al mediodía una notificación para que los directivos de la firma se presenten hoy a una audiencia en la sede de Ovidio Lagos y San Lorenzo, de Rosario. Según trascendió, JBS no se presentó en proceso preventivo de crisis ni hizo ningún planteo especial al gobierno provincial. Por eso, la cartera laboral va a intimar a la empresa a que retrotraiga las medidas que afectan la estabilidad laboral de unas 540 personas en Venado Tuerto.

Debe recordarse que la crisis que atraviesa esta planta, que no faena desde hace 20 días, se traslada a gran parte de la industria frigorífica ligada a la exportación de carne. La última faena registrada por esa planta fue el 17 de diciembre. A partir de ese día, los 517 empleados de JBS en Venado Tuerto tomaron vacaciones forzadas y al reingresar la empresa les comunicó que no estaba garantizada la continuidad de sus empleos.

“No los dejaremos solos”

Luego de conocida la intención de la compañía de cerrar su producción en Venado Tuerto, el ministro de Trabajo santafecino, Julio Genesini, quiso transmitir tranquilidad a los empleados. “Queremos que los trabajadores sepan que no los dejaremos solos y vamos a trabajar sobre la base de todas las facultades legales que tenemos como para tratar de salir de esta situación”, prometió el funcionario.

El secretario de la Organización de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, Carlos Molinares, admitió que el martes pasado las autoridades del gremio mantuvieron una reunión con Artemio Listoni, presidente de JBS/Swift Argentina, y éste les ratificó que cerrarían la planta de Venado Tuerto “el próximo 8 de enero [fecha en que vence el régimen de garantía horaria para los trabajadores]”. Según Molinares, Listoni “advirtió que, de continuar la situación como hasta ahora”, en junio el frigorífico de Rosario correría la misma suerte.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *