6 de enero de 2012 13:31 PM
Imprimir

Corrientes tiene forestación aprobada por la ONU como “producción limpia

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó el primer proyecto en la Argentina de captura de dióxido de carbono por forestación y se encuentra en Ituzaingó, provincia de Corrientes. El dato se conoció en la presentación del Programa de producción limpia a través de la fijación de dióxido de carbono en el marco de […]

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó el primer proyecto en la Argentina de captura de dióxido de carbono por forestación y se encuentra en Ituzaingó, provincia de Corrientes. El dato se conoció en la presentación del Programa de producción limpia a través de la fijación de dióxido de carbono en el marco de la adhesión al Tratado de Kioto de Novartis, una empresa líder en la farmacología mundial, y que recientemente fue aprobado por Naciones Unidas.

Las plantaciones de la firma se encuentran emplazadas en el establecimiento Santo Domingo, en Ituzaingó, donde Novartis impulsa uno de los tres proyectos desarrollados en el mundo dentro de su programa de producción limpia. Los otros dos están en China y África.

“El compromiso es reducir el 5 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono que había hacia 1990. A hoy ese porcentaje es más desafiante porque las emisiones se incrementaron en un 25 por ciento más”, sostuvo Diego Ruiz, director de Marketing de Novartis.

Y agregó: “Obedece a una estrategia de de responsabilidad empresaria. En lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, Novartis acogió el protocolo de Kioto en 2005 en función de balancear todas las emisiones de dióxido de carbono. Y para esto hubo dos estrategias: mejorar los procesos de producción para reducir las emanaciones y proyectos forestales”.

Según explicó el directivo, “el objetivo de este proyecto es rescatar hasta 3 millones de toneladas de dióxido de carbono al 2040 y lo que dice que va a bien es que al cierre del 2012 vamos a ir por las 100 mil toneladas. Por lo que los técnicos marcan que vamos por buen camino”. Además del rescate del dióxido, también se busca “fortalecer el compromiso con el medio ambiente y hacer de esto un proyecto sustentable. Esto es autofinanciable, tiene que generar valor y uno de los mecanismos es la tala de madera de alta calidad que permita refinanciar el proyecto”, agregó. En este sentido, señaló que más adelante esto permitirá dar empleo a mucha gente.

Cabe señalar que el establecimiento Santo Domingo cuenta con 3400 hectáreas en total, 2400 son las implantadas y se trata de una combinación de especies nativas y exóticas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *