7 de enero de 2012 00:30 AM
Imprimir

Uruguay vacuna en febrero contra aftosa

El Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, a través de la Dirección General de Servicios Ganaderos confirmó en las últimas horas que el período de vacunación contra la fiebre aftosa se realizará desde el 1º de febrero y se extenderá hasta el 29 de febrero de 2012, inclusive.

En este período se vacunan todas las categorías bovinas del rodeo nacional. De esta forma, la repartición oficial sale al cruce de las diferentes especulaciones que se habían formulado desde diferentes sectores, que solicitaban el adelantamiento de la vacunación, atendiendo al nuevo foco que se confirmó en la zona de San Pedro, Paraguay.
Para lograr un buen resultado de la vacunación, desde los Servicios Ganaderos se informa que es necesario garantizar la conservación de la cadena de frío hasta la aplicación de la vacuna por lo que se recuerda que para retirar las vacunas proporcionadas por el MGAP se deberá concurrir con caja térmica con refrigerante o hielo.
Agregan que la estrategia de vacunación desarrollada por Uruguay con éxito, “se constata en la buena protección del rodeo bovino uruguayo de acuerdo a los resultados de los muestreos serológicos que se realizan anualmente para medir la inmunidad”.
Entienden que alcanzar una sólida inmunidad en todos los bovinos del rodeo nacional, constituye un componente fundamental para asegurar el mantenimiento del estatus sanitario del país en relación a la fiebre aftosa.

No al adelantamiento
El ex presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Fernando Mattos, sostuvo que “no sería razonable anticipar la vacunación de todo el stock bovino”, prevista para febrero, por más que haya aparecido otro foco de fiebre aftosa en Paraguay. Mattos pidió que se fortalezca el Comité Veterinario Permanente, organismo compuesto por los servicios veterinarios de Uruguay, Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia, porque Paraguay no fue transparente con la información del primer foco (registrado el 18 de setiembre de 2010). En lo interno, también pidió fortalecer la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conhasa) –donde también están los privados– y aseguró que la mejor inmunidad es la que resulta de que todos los ganaderos vacunen hasta el último animal.
“Un traspié en la condición sanitaria del Uruguay, aunque parezca muy improbable, sería mucho más catastrófico de lo que fue en 2001. En aquel entonces los daños directos de la epidemia de aftosa fueron U$S 800 millones, pero la tonelada de carne valía prácticamente la mitad de lo que vale hoy”.
El ex titular de la ARU recordó a El País que “la aftosa en toda la economía nacional, fue el principio de la crisis económica que luego abarcó a toda la economía. Encima de eso vino la crisis financiera, pero el traspié económico de la más profunda crisis que haya tenido el Uruguay en los últimos tiempos fue por el foco de aftosa. Por eso hay que vacunar muy bien”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *