7 de enero de 2012 13:42 PM
Imprimir

Nacen los primeros primates quiméricos

Investigadores del Centro Regional de Investigación con Primates de Oregon (EEUU) ha producido los primeros monos creados a partir de una mezcla de células que representan seis genomas distintos y que se conocen como “Monos quiméricos”, los que, según los científicos, son "normales" y "saludables".

Los ejemplares nacieron después de que los investigadores unieran células de embriones de mono Rhesus, e implantaran con éxito estos embriones mixtos en las madres. La clave estaba en mezclar células de embriones de forma temprana, cuando cada célula embrionaria era totipotente, es decir, la capaz de dar lugar a un animal completo, así como la placenta y otros tejidos de soporte vital.

“Las células no se fusionan, pero permanecer juntas y trabajan para formar tejidos y órganos”, ha explicado Shoukhrat Mitalipov, autor del estudio publicado en la revista científica Cell.

Los esfuerzos iniciales del equipo de Mitalipov para producir monos quiméricos mediante la introducción de cultivos de células madre embrionarias en embriones de monos -un medio que sí ha funcionado para producir ratones quiméricos- no resultaron. Mitalipov ha explicado que parece que los embriones de primates evitan que los cultivos de células madre embrionarias se integren, como lo hacen en los ratones.

El estudio también sugiere que las células cultivadas de embriones de primates y la células madre humanas, algunas de las cuales se han mantenido en el laboratorio durante décadas, no son tan potentes como las que se encuentran dentro de un embrión vivo.

Así, para Mitalipov “hay que volver a lo básico” y, “además de estudiar las células madre embrionarias cultivadas, también hay que estudiar las células madre de embriones”. Según el investigador, para avanzar en las terapias con células madre, desde el laboratorio a los hospitales, y desde el ratón a los humanos, “hay que entender lo que estas células de primates pueden y no pueden hacer”.

Shoukhrat Mitalipov, agregó que con este avance “las posibilidades para la ciencia son enormes”, añadió y en la comunidad científica se ve el logro como una gran promesa debido a que este tipo de animales quiméricos  solo era posible en ratones.

Los ratones quiméricos han sido de gran utilidad en la investigación biomédica ya que permiten la producción de ratones en los cuales se han suprimido genes seleccionados, indicó Mitalipov. 

Mitalipov aseguró a la revista que “no hay uso práctico ni intención alguna de producir humanos quiméricos”. 

NOTA. En la mitología griega la Quimera era un monstruo que vomitaba llamas y tenía tres cabezas, una de león, una de cabra y una de serpiente que salía de su cola. En biología molecular, una quimera es una proteína artificial creada uniendo dos fragmentos de proteínas diferentes. 

Para ampliar información puede consultarse la pág. web de Cell: http://www.cell.com

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *