12 de enero de 2010 07:41 AM
Imprimir

Perez Companc apuesta a la carne

En Chile

Tras el cierre en Chile de su cadena de helados Munchi´s y su restaurante Raíces, el grupo Perez Companc decidió cambiar su estrategia multisectorial y abocarse exclusivamente al rubro cárnico, para lo cual potenciará el Frigorífico O´Higgins (Friosa), que mantiene desde 2006. La empresa optó por renovar la plana directiva del frigorífico, a cargo del gerente Carlos Soublette, y el equipo comercial. También dispuso el cierre de su división de distribución, Transportes Chillán, que tenía 45 camiones y cuyo servicio pasó a ser tercerizado desde fines del año pasado. Según fuentes de la empresa consultadas por LA NACION, Friosa busca priorizar las inversiones en la competencia mundial de las carnes. "Nos dimos cuenta de que lo mejor es hacer una sola cosa, pero hacerla bien", dijo un ejecutivo. Durante el primer semestre de 2009, Friosa se vio obligada a paralizar la construcción de un segundo frigorífico al sur de la capital chilena (Aysén), que demandaría una inversión de US$ 17 millones. También cerró dos rodeos de cerdo en Cancura y en Puente Ñuble, y despidió casi 300 trabajadores de Friosa. Las explicaciones por las cifras negativas abundan. Una de ellas es el freno a las exportaciones a Corea del Sur y a Japón por la eventual presencia de dioxinas en la carne de cerdo, en 2008. A ello le siguió el lógico descenso de las exportaciones por la crisis internacional y por los problemas con las autoridades ambientales de Chillán. Según las estadísticas de ProChile, y sin contar diciembre, Friosa exportó menos de US$ 31 millones en 2009, frente a los US$ 37 millones de 2008, con una facturación anual superior a US$ 100 millones. Los destinos volvieron a dejar en claro la relevancia del mercado oriental: Corea del Sur (US$ 11,7 millones) y Japón (6,5 millones) encabezaron la lista de compradores. La Argentina compró productos por US$ 666.000. Oportunidades Este año ofrece mejores perspectivas al grupo, según los analistas, que subrayan la reapertura definitiva de los mercados de Corea del Sur y de Japón, el alza de precios y la baja de aranceles para envíos a la Unión Europea. Friosa, el segundo frigorífico más grande de Chile, fue adquirido por Perez Companc al grupo chileno Trucco por US$ 70 millones. Su principal actividad es el faenamiento de carnes bovinas, porcinas y ovinas, y maneja una población de 134.000 cerdos. Mantiene tres plantas de faena y desposte en Melipilla y en Santiago. Otro de sus activos es la planta de Cerrillos, en Santiago, también paralizada por carecer de estudio ambiental.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *