9 de enero de 2012 22:25 PM
Imprimir

Senacsa fraguó actas de estancia con aftosa y ocultó los datos

PARAGUAY : Las actas de vacunación contra la fiebre aftosa correspondientes a la estancia La Blanca SA fueron adulteradas por Senacsa a fin de evitar sacrificar unos 10.000 animales. En septiembre del año pasado se detectó el foco de aftosa en un retiro de La Blanca, donde hasta febrero figuraba que contaban con 10.000 animales, en 10.000 hectáreas. Llamativamente, cuando detectan la aftosa, La Blanca ya se había dividido en tres establecimientos: La Blanca, Poso Itá y Santa Helena. El brote se dio en Santa Helena, donde supuestamente solo había 819 animales, los cuales fueron sacrificados. ¿Y el resto?.

Entre el 8 al 23 de febrero de 2011, según el acta de vacunación contra la fiebre aftosa N° 005490, el establecimiento La Blanca SA ubicado en el departamento de San Pedro, administrado por el Dr. Silfrido Baumgarten tenía un total de 10.470 animales en una propiedad de 10.000 hectáreas.   

Pero en agosto del mismo año, entre el 23 y 29, según el acta de vacunación N° 13.3856, La Blanca poseía ya solo 4.546 animales y en el documento ya no figura el total de hectáreas.   

El 7 de septiembre, de acuerdo al acta N° 13.3860, aparece el establecimiento Pozo Itá, propiedad de la ganadera La Blanca y figura que fueron vacunadas 3.958 cabezas de ganado. En el acta tampoco consta el total de hectáreas de la propiedad.   

Del 9 al 10 de septiembre, según el acta N° 13.3858, en el establecimiento Santa Helena, también propiedad de la ganadera La Blanca, fueron vacunados 819 animales. En el acta, donde se requiere completar el total de hectáreas vuelve a quedar en blanco.   

El brote de aftosa fue detectado en la estancia Santa Helena. La denuncia se hizo el 17 de septiembre del año pasado y la confirmación fue al día siguiente. Del 22 al 25 de septiembre se sacrificaron mediante rifle sanitario 820 vacunos.   

Al observar las actas de vacunación de la estancia La Blanca surgen varios interrogantes y aspectos que no quedan claro. Por ejemplo, es evidente que el establecimiento fue dividido y, con anuencia del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), modificaron el código de propiedad, además de omitir en las actas el total de las hectáreas. La Blanca, en febrero del año pasado, tenía unas 10.000 cabezas en 10.000 hectáreas. Siete meses después, solamente tenía 4.000 cabezas y el resto distribuidas en Pozo Itá y Santa Helena, que son retiros de la estancia, ubicadas en las 10.000 hectáreas, pero que aparecen con el mismo número de “Boleta de Marca”, el 4.154 perteneciente a La Blanca.

Esto hace que cuando se denuncia el brote de la aftosa en Santa Helena, justo donde había menos cantidad de ganado, se libere al resto de los animales distribuidos en la misma propiedad, pero con nombres diferentes de establecimientos.    No se sabe dónde fueron a parar los miles de animales que fueron liberados.

A juzgar por las actas, el titular del Senacsa, el Dr. Daniel Rojas, estaba perfectamente al tanto de esta situación y en todo momento ocultó el hecho, incluso llegó a mencionar que la falla por el brote de la aftosa estaba en el sector privado y no en el Senacsa.

El administrador de La Blanca, Silfrido Baumgarten,  es presidente de la regional San Pedro de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

 
Senacsa fraguo  actas de estancia con aftosa y oculto los datos
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *