9 de enero de 2012 22:58 PM
Imprimir

Los productores quieren salir a las rutas si el Gobierno no baja las retenciones

Ese es el reclamo que se hará oír en las múltiples asambleas que habrá esta semana en las localidades afectadas por la sequía. Se espera que la Mesa de Enlace comience a actuar en conjunto. El subsecretario de Agricultura se encargó indirectamente de desaprobar la iniciativa. La situación se agrava día a día y las lluvias aún no llegan.

Queremos que el Estado sea socio en las pérdidas y no sólo en las ganancias”. Esta frase que repitió un productor a La Política Online es la que más está sonando en el seno del campo en la antesala de las asambleas que se realizarán esta semana por la sequía.

Es que los días siguen pasando y las lluvias aún no llegan para desgracia, no sólo de los productores agropecuarios, sino también del Gobierno nacional que verá resignar miles de millones de dólares por las pérdidas que registrarán la soja y el maíz.

En este contexto, el reclamo que más resuena en el sector y que se hará escuchar en las asambleas tiene que ver con anunciar una serie de medidas de fuerza si el Gobierno nacional se niega a disminuir o eliminar las retenciones por esta campaña.

“La única solución posible al problema es la baja de retenciones. Todo lo demás son paliativos que ayudan, pero no sirven para afrontar realmente la crítica situación de los productores”, comentó a LPO el dirigente rural de Pergamino Roberto Campi.

Los dirigentes lo saben y el presidente de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, fue el primero en salir a hacer público el reclamo. Y en las últimas horas también se sumaron el resto de las entidades: Sociedad Rural (SRA), CRA y Coninagro.

En tanto, según pudo saber este medio, en los próximos días la Mesa de Enlace por pedido de los productores emitirá un comunicado de prensa para darle mayor entidad y poder de penetración al pedido de disminución de derechos de exportación.

De todas maneras, el malestar de los productores se acrecienta, no solamente por la ausencia de lluvias, sino también porque los dirigentes decidieron recién este lunes tomar cartas en el asunto debido a la intervención quirúrgica que tuvo Cristina Kirchner.

Como sea, en la maratón de asambleas que habrá en Junín, Casilda, Gualeguaychú, Río Cuarto y Gral. Pico, entre otras localidades, quedará de manifiesto la intención de los productores de iniciar protestas si el kirchnerismo se niega a tocar el impuesto.

Por el lado del Gobierno, si bien se reconoce que la situación es grave, el subsecretario de Agricultura Oscar Solís se encargó indirectamente de desaprobar cualquier baja de retenciones. “La actual sequía no es tan grave como la de 2008”, dijo el funcionario.

La declaración del segundo del ministro de Agricultura Norberto Yauhar, hace pensar que en un año económicamente complicado como se prevé que será el 2012, el Gobierno no estaría dispuesto a acceder al reclamo del campo.

El reclamo de los dirigentes

Los directivos de las cuatro entidades rurales se hicieron oír este lunes. “El Gobierno debería empezar a pensar que el marco impositivo actual que tiene el país no es acorde a la realidad que está viviendo el productor”, dijo el presidente de CRA Rubén Ferrero.

El titular de SRA Hugo Biolcati manifestó que “el mejor fondo anticíclico es una baja de retenciones cuanto antes porque hay necesidad y urgencia entre quienes perdieron su producción y que, de todas formas, deben pagar un 35% de retenciones al Estado”.

Asimismo, Buzzi aseguró que “lo que estamos padeciendo es dramático. Un verdadero gesto de grandeza del Gobierno nacional sería que en esta campaña se aplique un tratamiento diferencial en materia de retenciones”.

Mientras que el presidente de Coninagro Carlos Garetto dijo también que “con la actual sequía las retenciones son insostenibles para muchos productores que vienen sufriendo pérdidas que a esta altura ya son irreparables y millonarias”.

El impacto de la sequía

Según un informe elaborado por la Sociedad Rural, la provincia de Buenos Aires es una de las más afectadas. En las localidades de General Villegas, Coronel Dorrego, Adolfo Alsina, Ameghino y Maipú, entre otras zonas, gran cantidad del maíz se perdió, la soja de primera está sufriendo y mucha de la de segunda, no se pudo sembrar.

También en muchos campos ganaderos se acabó el pasto y existen casos en los que los ganaderos largan la hacienda a los lotes de maíz ya que éste no se podrá cosechar. En Chascomús “la sequía es grave. Los maíces se encuentran en alto riesgo de pérdida, los sorgos muy mal y las reservas forrajeras bajas, con escasez de rollos en la zona”, dijo el director vocal titular de la SRA Horacio La Valle.

En Gualeguay, provincia de Entre Ríos, la situación es crítica y si no llueve pronto será muy difícil remontarla. El delegado de la SRA, Abelardo Spektor dijo que “en Gualeguaychú existen pérdidas del maíz del 50 al 100%. La soja de primera aguanta pero hay muchos lotes no sembrados con soja de segunda y aquellos que se pudieron sembrar con soja de 2º tienen escasa vegetación”.

En Córdoba, la sequía está impactando duramente en los cultivos. Río Tercero, se encuentra con un porcentaje muy alto de pérdidas del maíz. En La Carlota la situación es desesperante con cultivos de segunda (soja) que no se pudieron sembrar. Villa Allende vive “la peor sequía de los últimos diez años con campos que no se sembraron y los cultivos implantados de sorgo y maíz están siendo comidos por la hacienda o picándolos para silo”, explicó el delegado de la SRA, Rodolfo Becerra.

En Malabrigo, provincia de Santa Fe, la situación es de extrema sequía, con pérdidas casi totales del maíz. El sorgo sufre el déficit hídrico con mermas importantes de rendimiento potencial. El girasol se está cosechando con rindes algo inferiores al promedio y la soja sufre estrés pero podría recuperarse si llueve la semana que viene.

“Los campos y pastizales naturales se encuentran muy dañados por la seca y algunas zonas muestran problemas de agua para bebida animal” dijo el delegado de la SRA Marcelo Sanguineti.

En Chaco, el delegado zonal Miguel Rodríguez contó que “hay lotes de soja que no se pudieron sembrar por falta de humedad ni tampoco el maíz hasta que haya lluvias interesantes. El ganado está muy complicado porque las pasturas se encuentran por debajo de su nivel normal”.

En la provincia de Corrientes, la zona de San Roque, “empieza a sentir la falta de lluvias suficientes, y los campos se encuentran afectados de diferente manera de acuerdo al tipo de suelo que se considere. La situación se agrava día a día” relató el delegado de la SRA, José A. Meabe.

Neuquén sufre una seca general importante, y como recordó el delegado Francisco Bunge, “es el cuarto año consecutivo de sequía y dado el escaso régimen anual promedio de precipitaciones, el impacto acumulado es significativo. No hay que olvidar el efecto de las cenizas, que no fue menor”.

En la zona de Río Grande, Tierra del Fuego, las temperaturas máximas medias durante diciembre y lo que va de enero, superaron todas las medidas históricas. A esta situación hay que agregarle los fuertes vientos del oeste que secan y queman la pradera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *