11 de enero de 2012 10:01 AM
Imprimir

La importancia de preservar el monte nativo ante la sequía

Los bosques nativos entrerrianos están adaptados a las situaciones de déficit y exceso de agua, sobre todo de déficit, porque son xerofíticos, es decir que las especies que predominan tienen posibilidades de tolerar periodos de secas”, afirmó el ingeniero agrónomo Nicolás Indelangelo, quien agregó: “tiene que llover mañana o esta tarde para que la situación […]

Los bosques nativos entrerrianos están adaptados a las situaciones de déficit y exceso de agua, sobre todo de déficit, porque son xerofíticos, es decir que las especies que predominan tienen posibilidades de tolerar periodos de secas”, afirmó el ingeniero agrónomo Nicolás Indelangelo, quien agregó: “tiene que llover mañana o esta tarde para que la situación no sea grave”.
El monte nativo frente a la sequía.

En diálogo con esta Agencia, Indelangelo, quien también es colaborador de la cooperativa de trabajo El Espinal, que produce miel orgánica en Entre Ríos, sostuvo que “el monte nuestro está adaptado a las condiciones climáticas, si llueve lo normal el monte tiene un comportamiento normal si llueve por lo debajo se adapta y produce menos pero no sufre un stress tal que ponga en juego la vida de las plantas, sino que reduce su productividad”.

Además, “el pastizal que esta bajo monte tiene otra condición que si no estuviese en ese medio. En cambio, los cultivos como el maíz o la soja sufren mucho más la falta de agua, porque no tienen la capacidad de las especies nativas del monte, ya que son cultivos introducidos”.

En cuanto a la apicultura, Indelangelo sostuvo a AIM que “las altas temperaturas generan mayor stress en las colmenas que tiene que dedicarse a ventilar y refrigerar más de o común”, y agregó: “si bien la sequía en Entre Ríos es bastante irregular, y algunas zonas conservan humedad, en el departamento Paraná es necesario que llueva a la brevedad para que las pasturas puedan generar un poco de néctar”.

“En comparación con otras zonas estamos bastante bien, pero tiene que llover mañana o esta noche para que la situación no se agrave. Hay zonas del país donde los cultivos ya se perdieron, acá lo que pasa es que no se tiene el rendimiento esperado”, señaló a AIM Indelangelo.

“Hay sequías que son extraordinarias, pero enero es un mes relativamente seco en Entre Rios, yo me preocuparía si no llueve en marzo o abril. Este enero está apenas por debajo de lo normal, no es extraordinariamente seco como el de 2008 y el monte nuestro está adaptado a eso, si llueve lo normal el monte tiene un comportamiento normal, si llueve por lo debajo se adapta y produce menos pero no sufre un stress que pone en juego la vida de las plantas, reduce su productividad”, explicó a AIM el especialista.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *