12 de enero de 2010 20:43 PM
Imprimir

Granadas y olivos crecen donde hace muy poco había un desierto

Se trata del Campo Grande del Acequión al límite con Mendoza donde se descubrieron napas de agua subterránea que hoy permiten crear un nuevo oasis. Un proyecto fenomenal.

En el mes de diciembre del 2008 publicamos una nota donde hacíamos referencia a que en pleno desierto, al límite con Mendoza, la provincia de San Juan verá extender su superficie cultivada de granada con destino a la producción de mostos y el consumo en fresco.También explicamos que había 1.500 hectáreas con montes de olivos pertenecientes a varias empresas que invirtieron allí, una zona donde el agua que da vida se extrae de napas subterráneas descubiertas después de exitosos estudios geológicos.

Volvimos después de un año, en pleno mes de enero y con sol ardiente, a visitar el lugar que tiene su ingreso a metros del control policial de San Carlos, departamento Sarmiento. Desde ese lugar hacia el oeste un tendido eléctrico de aproximadamente 30 kilómetros

lleva energía a las diferentes propiedades para hacer funcionar los pozos que extraen el agua que es llevada a las plantas a través del método de riego por goteo. La sensación de ver follaje verde en este lugar es algo fantástico que el hombre a logrado empleando la tecnología del siglo XXI. Quien tiene ya algunos años, recuerda el tránsito en tren de San Juan a Mendoza o viceversa. Entre las viejas estaciones Retamito y El Ramblón solo había retamos, chañares, algarrobos y arbustos bajos. Hoy el paisaje es distinto: comienzan a verse cuarteles de olivos y granadas, junto a galpones y casas rurales modernas. Dentro de poco el lugar será un polo de desarrollo rural de producción importante con fábricas de aceite y galpones de empaque de frutas.

La granada explota

En ese lugar se instaló la firma +Granada de los Andes+, perteneciente a TICA GROUP, firma de capitales de una consultora israelita y otra argentina. La primera comercializa a nivel internacional sus plantas de granada, así como sus servicios de desarrollo del cultivo y el resultado de sus investigaciones.

+La granada es una fruta milenaria y actualmente atraviesa por un auge de consumo a nivel mundial en virtud de sus propiedades nutraceúticas y fundamentalmente su alto contenido de antioxidantes+ explicó el ingeniero agrónomo Ricardo Caputo, consultor sanjuanino que junto a Mario Corali asesoran a varias firmas.

En la Argentina, TICA Group asociada a un instituto de investigación israelita ya desarrolla un vivero de multiplicación y mejoras genéticas en la provincia de Formosa que, dicho sea de paso es el más importante de Latinoamérica en su tipo por su nutrido número de nuevos clones y variedades.

Las 50 hectáreas plantadas hace un año a un marco de plantación es de 6 x 3 metros, con una densidad de 555 plantas por hectárea crece a un ritmo muy acelerado, a tal punto que se tuvo que eliminar los frutos de sus primeras flores para favorecer el armado de la planta. Esto indica que esta planta dará muy buenos rindes por hectárea, ya que nuestro clima es ideal y no tiene enfermedades y plagas de importancia.

Caputo explicó que para el proyecto se han elegido las variedades Wonderfull en un 80% y el resto Accor, Shani, Emex y 116. Cabe recordar que una planta de genética asegurada de granada tiene un costo de 8 a 10 dólares.+Pensamos obtener 35 mil kilos por hectárea y de ello sólo el 60 % es para consumo en fresco entera y del resto una parte se venderá solo con los dientes (arilos) en bandejitas y otra para jugos concentrados

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *