12 de enero de 2012 13:03 PM
Imprimir

Mejores precios de commodities no alcanzarán a cubrir pérdidas

El complejo sojero representó el año pasado el 44 por ciento del total de los ingresos por retenciones a las exportaciones y los analistas advierten que los mejores precios de los commodities no alcanzarán a compensar las pérdidas de la campaña agrícola 2011-2012.

“Me parece que va a haber menor producción, si bien la lluvias trajeron un cierto alivio, en maíz va a haber una merma y se pueden contar por lo menos cuatro mil millones de dólares de caída en ingresos por exportaciones entre maíz y soja”, afirmó a Noticias Argentinas el consultor Gustavo López de Agritrend.

Para el especialista “no alcanzan a compensar los precios”, de los commodities las pérdidas de este ciclo agrícola, fundamentalmente causadas por la sequía en un año con el fenómeno climático La Niña.

“Hay un efecto doble porque los precios están más bajos, el año pasado el maíz valía 300 dólares la tonelada para precio FOB y ahora está en 260 dólares y la soja estaba a 500 y vale 460 a 470 dólares”, expresó.

López evaluó que “todo depende como evolucionen los precios, si se tomaran esos valores se estaría por debajo de los ingresos del año pasado”.

Por su parte, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, adelantó que puede haber pérdidas por la sequía en el orden de ocho mil millones de dólares.

Ferrero agregó que “la pérdida de 10 millones de toneladas de soja y maíz le significará a la Argentina una disminución en el ingreso superior a los 8.000 millones de dólares”.

Ocurre que las 52 millones de toneladas estimadas inicialmente, tres millones más que lo producido en 2011, podrían reducirse entre 4 y 7 millones o más según distintos análisis.

Miguel Kiguel de la consultora Ecoviews explicó a un matutino porteño que la soja está a 50 dólares precio FOB menos que el año pasado.

Por lo tanto en el caso de la oleaginosa las pérdidas llegarían a 4500 millones de dólares y de maíz a dos mil millones.

“Un menor ingreso para el productor significa menor PBI, pero también un golpe al consumo. El campo no sólo gasta sino que invierte, por ejemplo en inmuebles”, dijo.

Mañana se conocerán las nuevas proyecciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sobre la producción de granos argentina y no se descartan nuevas estimaciones a la baja.

Si bien los precios de la soja subieron el lunes en la Bolsa de Chicago debido especialmente a las contingencias climáticas en Sudamérica, el precio de la soja a 450,39 dólares, todavía muy lejos de los 500 dólares de 2010.

La superficie sembrada también podría reducirse: de la proyección inicial de 18,85 millones de hectáreas, de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, restan implantar 2,85 millones de hectáreas, área que tal vez comience a cubrirse después de estas últimas lluvias.

“Creo que la soja hoy tiene posibilidades de estar en 44 a 45 millones de toneladas”, dijo Rodolfo Rossi, integrante de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja) cuando en la campaña anterior 2010-2011 superó los 49 millones de toneladas.

Miguel Calvo, presidente de Acsoja, consideró es “inalcanzable” para el actual ciclo el objetivo de 50 millones de toneladas de soja.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *