12 de enero de 2012 23:47 PM
Imprimir

Exportaciones de cerezas alcanzarían niveles históricos esta temporada

CHILE : El volumen de los embarques podría llegar hasta las 14 millones de cajas, de acuerdo a estimaciones de Fedefruta.

Altas expectativas existen entre los productores de cerezas chilenas para este año e incluso se habla de cifras históricas en cuanto a las exportaciones, según informó la Federación de Productores de Fruta de Chile (Fedefruta).

“Esperamos que en esta temporada se registre el volumen más grande de la historia. Tuvimos todo. Buena calidad de fruta, buenos rendimientos, buen calibre, y además, nos acompañó el clima, lo que es fundamental para la cereza. Con esto Chile, aparentemente, podría llegar hasta las 14 millones de cajas, en circunstancias que el máximo que hemos alcanzado es de 11,5 millones de cajas”, señaló Antonio Walker, presidente de Fedefruta.

Lo mismo prevé Claudio Vergara, gerente de producción de Viveros Rancagua, cuyo desarrollo productivo se divide en las regiones Metropolitana, VI y XI (Chile Chico). “Vimos que los huertos que se sobrecargaron el año pasado exhibieron una menor carga este año lo que se tradujo en una fruta de mayor calidad. Podemos decir que fue una temporada de menos cantidad de kilo por hectárea, pero de mejor fruta”, dijo el empresario.

En la semana 52, de a cuerdo a las cifras del mercado, los embarques de cerezas chilenas aumentaron 12% comparado con el mismo lapso del ejercicio previo con 57.196 toneladas. Son tres los destinos que explican este avance: el Lejano Oriente, que anotó un incremento del 46% comparado con la campaña previa, sumando 34.624 toneladas. A él se suman los envíos hacia Latinoamérica (19,1%) y Medio (17,4%).

A juicio de Antonio Walker, en estos resultados se han conjugado todos los factores: calidad, producción y demanda, que hacen que sea “un año histórico” para la cereza chilena. Con todo, aclaró que para conocer el desempeño del mercado con mayor exactitud, especialmente en cuanto a los precios, es clave saber lo que ocurra entre el 15 y el 20 de enero, cuando arriben tres barcos chilenos a China. “Esperamos un mercado demandante de fruta y de buenos precios, sin embargo, esto se definirá una semana antes que el año nuevo chino (23 de enero) cuando lleguen tres barcos de Chile. Allí hay un volumen muy importante. Si nos acompañan los precios de estos envíos, vamos a poder hablar de una temporada de buenos precios”.

En ese sentido, Claudio Vergara, destacó que “la cantidad de fruta que está arribando a Asia es mucho mayor que años anteriores porque el mercado tiene puesto sus ojos en China, pero hasta el momento, no sabemos cómo va a responder. Lo que sí sabemos es que va fruta de mayor calidad y eso debiera generar un mayor movimiento”.

Respecto de las variedades exportadas, la BING es la que destaca, con 46,7 mil toneladas (0,73%), pues es la que tiene mejor condición para viajes, según explicaron en el sector.

Variedades adecuadas al mercado

A juicio Oscar Ortega, consultor privado, “necesitamos variedades adecuadas para nuestra realidad que tengan buena calidad de fruta y condición viajera. Nuestro país es el mayor productor y exportador del Hemisferio sur. Domina el mercado de contra-estación con buena calidad de fruta, imagen que debemos saber cuidar”.

El profesional precisó que la producción debe orientarse hacia la calidad y la consistencia, factores en los que la industria está trabajando. “Todos los productores estamos en lo mismo. Se está invirtiendo en control de heladas, en coberturas para la lluvia, ya que la fruta que se mande a China tiene que ser firme, con condiciones para viajes largos”, afirmó.

En esa línea, Antonio Walker agregó que el foco debe estar en “ofrecer un producto muy uniforme tanto en calibre como en color. Para eso, la tecnología que hemos introducido en Chile nos ha ayudado mucho ya que en la medida que sigamos creciendo en volumen, el mercado nos va a exigir una cereza más grande, más firme y con color. Tenemos que pensar que debe ser como una caja de chocolate de modo de lograr que el recibidor que compra una caja de cereza chilena la vuelva a comprarla”.

También indicó que se debe considerar la post cosecha, pues se trata de un fruto muy delicado por lo cual, “la cadena de frio es fundamental. Cada hora que pasa sin que ese fruto esté en frío, es un día menos de post cosecha. La cadena de frío tiene que ser muy rápida, ojalá no pase de 3 a 4 horas”, dijo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *