13 de enero de 2012 12:09 PM
Imprimir

La UE sigue la evolución del nuevo virus del ganado detectado ya en tres países

El "Schmallenberg" está extendido ya a Holanda, Bélgica y Alemania

La Unión Europea (UE) está pendiente de la evolución del nuevo virus “Schmallenberg”, que afecta al ganado ovino y bovino, detectado inicialmente en granjas de Holanda y que en las últimas semanas se ha extendido a Bélgica y Alemania, informó hoy el Ejecutivo comunitario. El Comité Permanente de la Cadena Alimentaria de la UE -formado por expertos de los Veintisiete- constató que los datos disponibles en la actualidad sobre el nuevo virus están muy fragmentados y acordó “desarrollar un enfoque común para llevar a cabo las investigaciones e inspecciones”.

Los expertos concluyeron que es necesario continuar las investigaciones e inspecciones y que “la situación deberá ser observada y analizada de nuevo, sobre la base de los datos que se van conociendo”.

 Asimismo, consideraron que, dado que el virus se transmite a través de un tipo de mosquito, “es poco probable que haya muchas contaminaciones en invierno”.

 “Esto permitirá a los Estados miembros tener tiempo para recoger más datos y planear acciones adicionales a la vista de la posible reaparición de la enfermedad en primavera o verano”, indica un documento del Comité Permanente.

 Hasta la fecha, el virus se ha detectado en 86 granjas de Alemania (20), Holanda (52) y Bélgica (14).

 El Centro Europeo para el Control de Enfermedades, en un informe preliminar, considera “improbable”, pero “no descarta” que el nuevo virus pudiera transmitirse a los humanos.

 Los países pidieron ayer a Bruselas que identifique posibles vías para facilitar un apoyo financiero a las investigaciones que se realicen en ese ámbito.

 El virus Schmallenberg produce malformaciones congénitas en corderos y terneros y provoca fiebre, diarrea severa y abortos en el ganad.

 El virus recibe el nombre de la ciudad alemana de Schmallenberg, situada en Renania del Norte-Westfalia, relativamente cerca de los países del Benelux.

 No existe vacuna contra el virus o un tratamiento específico y tampoco hay indicios que permitan concluir que puede infectar a otro ganado que no sea el bovino y el ovino.

 De momento se han detectado dos formas en las que se manifiesta el virus Schmallenberg, la primera de las cuales se ha observado en vacas y terneras y se caracteriza por fiebre, disminución en la producción de leche, diarrea severa y en algunas ocasiones abortos.

 La segunda forma genera deformaciones congénitas en las extremidades, provoca hidrocefalia o tortícolis en los corderos recién nacidos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *