13 de enero de 2012 22:10 PM
Imprimir

INTENSIFICAN CONTROLES PARA EVITAR LAS ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR ALIMENTOS

El calor aumenta el riesgo de este tipo de afecciones. El ministerio de Salud provincial controló 44 establecimientos. Casi la mitad presentaba irregularidades.

 Desde el inicio del verano los inspectores del ministerio de Salud provincial realizaron 44 inspecciones en establecimientos de elaboración y venta de productos alimenticios en la Costa Atlántica. En total, 20 fueron infraccionados, lo que significa que casi la mitad no cumplía con todos los requisitos de higiene y salubridad.

El incorrecto almacenamiento de la mercadería (no separar por origen los alimentos) y la falta de contratación de una empresa que controle y fumigue periódicamente el establecimiento fueron las faltas más comunes sancionadas durante los operativos, a cargo de los inspectores de la Subsecretaría de Control Sanitario.

“El objetivo pasa más por educar y prevenir que por sancionar”, explicó el ministro de Salud provincial Alejandro Collia. Y agregó que, por eso, cada vez que observamos deficiencias “ofrecemos a los responsables la información para el tratamiento correcto de los alimentos; y luego volvemos para constatar que se hayan adoptado las medidas necesarias”. En ese sentido advirtió que el 30 por ciento de las enfermedades son transmitidas por alimentos.

Durante diciembre Salud efectuó 23 inspecciones en establecimientos de Mar del Plata de los cuales 8 presentaban infracciones. Las inspecciones tuvieron lugar en 5 elaboradoras de helados (1 infracción), 11 restaurantes de la zona portuaria (1 infracción) y 7 locales de venta mayorista (6 infracciones).

A partir de esta semana los inspectores comenzaron a recorrer otras localidades balnearias, como Miramar y Villa Gesell. Entre el martes y hoy realizaron 21 controles a restaurantes y locales de venta mayorista y constataron 12 infracciones.

Los controles prioritarios se realizan en lugares donde se producen alimentos de riesgo, como el helado (que es de consumo masivo y un cultivo ideal para que se generen bacterias); en centros mayoristas, que distribuyen en todos los distritos de la Costa y en restaurantes de zonas muy concurridas, como el puerto de Mar del Plata.

MÁS RIESGO EN VERANO
Los especialistas del Área de Calidad Alimentaria del ministerio de Salud provincial advirtieron que durante el verano se incrementa el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por alimentos (ETAS), debido a las altas temperaturas, la incorrecta manipulación y la pérdida de la cadena de frío, situaciones que favorecen la producción de bacterias en los alimentos.
Por eso, Collia dijo que hasta fines de febrero realizarán controles en colaboración con los municipios, a fin de evitar enfermedades de transmisión alimentaria como Síndrome Urémico Hemolítico, salmonella, triquinosis, botulismo y otras intoxicaciones.
La coordinadora del área Calidad Alimentaria, Mónica López, aseguró que “en el último tiempo logramos disminuir este tipo de enfermedades en la Provincia a través de las capacitaciones y la prevención, pero debemos tener especial cuidado en el verano por las altas temperaturas y la posible pérdida de la cadena de frío”. Por eso afirmó que lo más importante es prestar especial atención en lo que consumimos, tanto lo que compramos en el supermercado como lo que pedimos en los restaurantes.
Los alimentos pueden contaminarse a través de dos vías: el contacto con el medio ambiente de forma directa y a través de la manipulación. En la mayoría de los casos, los síntomas se presentan con vómitos y diarrea, y las enfermedades más comunes son el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) en niños, la Salmonelosis, parasitosis y gastroenteritis.

MENOS SÍNDROME URÉMICO HEMOLÍTICO
EL SUH es una de las enfermedades más peligrosas, que puede causar hasta la muerte en niños menores de 5 años. El año pasado, se registraron 52 casos en la provincia de Buenos Aires, contra los 250 de 2010. Más allá de la baja, Mónica López aseguró que “hay que tener especial cuidado en verano y siempre consumir la carne bien cocida o bien pedirla así en los restaurantes”.
Y destacó que siempre deben tenerse en cuenta las llamadas Cinco claves de la inocuidad, que incluyen usar agua y alimentos seguros, mantener la higiene, separar los alimentos crudos de los cocidos, cocinar completamente los alimentos y mantener los alimentos a temperaturas seguras.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *