14 de enero de 2012 11:06 AM
Imprimir

La pregunta es como enfrentar la próxima campaña

Los productores buscarán alternativas de financiación para recuperarse de la descapitalización por la sequía.

Además de la preocupación por la descapitalización y la disminución en los ingresos que dejará la sequía, a los productores ya los desvela cómo harán para enfrentar la próxima siembra.

“La planificación de la próxima campaña va a ser un rompecabezas que nadie quiere empezar a armar”, advirtió a La Nacion Guillermo Villagra, socio de la consultora Openagro.

Para Pablo Torello, miembro del CREA Bragado, “ajuste” va a ser una palabra frecuente entre las decisiones de los productores para planificar sus pasos. “Y muchos van a apelar a la imaginación para buscar asociaciones, contratos flexibles de alquiler, ajustes en los retiros, financiaciones de insumos”, expresó el productor.

Según Torello, “todos” los actores del sector se van a tener que “acomodar” al cambio de escenario tras la sequía.

“La financiación bancaria, de empresas de insumos, de campos en alquiler van a tener que estar a la orden del día, ya que para continuar la rueda productiva todos van a tener que acomodarse a la nueva situación”, precisó.

Pablo Bullrich, gerente del Negocio Agropecuario de Santander Río, señaló que “por ahora no hay pedido de refinanciaciones por parte de los clientes” de la entidad, ya que es un momento del año con pocos vencimientos. “No obstante, entendemos que a partir de febrero, con la situación climática ya definida, nos contactaremos con nuestros clientes para analizar la situación en forma conjunta”, aclaró. “El riesgo climático y la volatilidad de precios son inherentes al negocio agropecuario, por lo que todo banco comprometido con el sector entiende ésta situación y debe acompañar a sus clientes”, añadió.

Preguntas

Por lo pronto, las dudas y las preguntas rondan en la cabeza de muchos. “Los productores se preguntan ¿cómo hago para cancelar los compromisos asumidos?, ¿con qué recursos y capital de trabajo cuento para la campaña que viene?, ¿puedo seguir en la actividad?, ¿de qué manera”, analizó Bernardo Debenedetti, miembro del CREA Baldissera, en la provincia de Córdoba.

En este contexto, Juan Juárez, de Agro-Servicios SRL, de la localidad cordobesa de Justiniano Posse, pronosticó que “el productor va a tratar de producir con lo mínimo indispensable para poner de nuevo en marcha su economía”. Juárez estimó que esta situación “lo llevará a inclinarse por cultivos de baja inversión (por ejemplo, la soja)”.

Según Juan Pablo Ioele, asesor en el sur cordobés, una de las regiones más golpeadas por la sequía, los productores que alquilan toda la superficie donde producen están “muy complicados” de cara a la próxima campaña. “Hay un susto importante en los productores en general”, contó.

Gustavo Duarte, consultor en el oeste bonaerense, coincidió que la situación de las empresas que alquilan va a ser difícil porque, a raíz de la sequía, no van a contar con volumen de producción. “Ese es el más complicado, porque si no hay volumen no hay facturación suficiente para pagar las deudas e intentar iniciar un nuevo ejercicio. Muchos van a ser literalmente expulsados de este negocio”, subrayó Duarte.

Marcos Lanusse, consultor del mercado de campos, remarcó que “si el resultado final de la campaña es regular o malo es muy posible que muchos campos que estaban arrendados queden libres o que se renegocien las condiciones pactadas”..

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *