13 de enero de 2010 07:06 AM
Imprimir

El campo, en compás de espera para lanzar una nueva protesta

La Comisión de Enlace dice que si no hay soluciones para el trigo anunciará un plan de lucha

Ante un centenar de productores plantados en la puerta del Ministerio de Agricultura en protesta por la política oficial para el trigo, los ruralistas dijeron que si el Gobierno no les ofrece hoy soluciones para la comercialización del cereal anunciarán un nuevo plan de lucha. "Si mañana (por hoy) no tenemos respuestas del Gobierno para los problemas que están enfrentando los productores de trigo, habrá medidas de fuerza, que pueden ser bloqueos a los exportadores y a los molinos", dijo el presidente de Federación Agraria, Eduardo Buzzi. El anuncio se produjo a la salida del encuentro que mantuvieron los presidentes de las entidades del campo con Andrea García, secretaria de Relaciones Institucionales del Ministerio de Agricultura, para entregarle un petitorio con medidas para solucionar el problema del trigo. Entre las medidas solicitadas por el sector se incluyeron la liberación de las exportaciones, la eliminación de los registros de exportación, la devolución de las retenciones a los pequeños y mediados productores y la normalización de la comercialización del cereal, hoy paralizada por la intervención oficial. Aunque los dirigentes esperaban darle el documento personalmente al ministro Julián Domínguez, éste no pudo recibirlos por estar reunido con la Presidenta, pero los citó para hoy a las seis y media de la tarde para escuchar sus reclamos. Además, según trascendió, Domínguez anunciaría hoy dos medidas con la que espera aplacar los encendidos ánimos de los productores trigueros, que se quejan de que no pueden vender su cosecha por falta de compradores. Una es la liberación de 1,5 millones de toneladas de trigo para la exportación. La segunda es el otorgamiento de créditos a la molinería para financiar la compra de 1 millón de toneladas para el mercado interno. Consultado sobre qué expectativas tenía para el encuentro previsto para hoy y las posibles medidas a anunciarse, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, se mostró pesimista. "Voy a estar conforme cuando vea los resultados", dijo el dirigente. Ultimátum El encuentro entre García, Buzzi, Llambías, el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Luis Biolcati, el presidente de Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Garetto, y el dirigente entrerriano Alfredo De Angeli, entre otros, se produjo luego de la asamblea de productores realizada en el teatro Broadway. El mandato de la asamblea, de la que participaron unos 500 productores de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Entre Ríos y Tucumán, en su gran mayoría pertenecientes a la Federación Agraria, sonó casi a ultimátum: si el Gobierno no anuncia soluciones para el problema del trigo en los próximos días, se impulsarán bloqueos a los exportadores y a los molinos, y asambleas en el interior en las próximas semanas. Algunos más exaltados, incluso, propusieron que la protesta arranque inmediatamente, un pedido que los ruralistas desestimaron. "Con lo que está pasando con el Banco Central y el embargo de Thomas Griesa, le daríamos la excusa perfecta a la Presidenta para que diga que hay una conspiración conjunta de la banca internacional y el campo para derrocarla. Esperemos", recomendó Llambías a sus colegas. "Vamos a tratar de conciliar y encontrar soluciones de manera pacífica. Pero no nos va a temblar el pulso a la hora de ponernos al frente de una protesta si es necesario. Este va a ser un año de lucha", dijo Llambías en el cierre del acto del teatro Broadway. Luego de leído el petitorio que resumió los reclamos volcados en la asamblea, los presentes propusieron llevar el documento a la cartera agrícola, por lo cual marcharon con pancartas y megáfonos por las calles del centro hasta Paseo Colón al 900, donde está la sede del ministerio. "Más que créditos como los que anunció la Presidenta, necesitamos un mercado normal. En mi provincia, por las jugadas del clima, ese trigo no se puede vender a la molinería por un problema de calidad. Y como los exportadores no compran, no sabemos qué hacer con el trigo", explicó en el camino al ministerio el productor Manuel Avellaneda, de Tucumán, adonde se cultivan 200.000 hectáreas del cereal. "Necesitamos tener precio, ése es el mejor incentivo para producir, no los créditos", acotó Alberto Gauna, productor del sudoeste bonaerense. 4500 Millones de dólares
Es, según CRA, el total de dinero que dejaron de ganar los productores de trigo desde 2006, por la intervención oficial y las distorsiones en el precio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *