14 de enero de 2012 11:24 AM
Imprimir

En cinco años apenas hubo dos campañas “exitosas”

Ese es el balance considerando el clima, los precios y el Gobierno.

De las últimas cinco campañas, sólo dos, o tres según las zonas, fueron “exitosas” para los productores que trabajan en campos de terceros, de acuerdo a un análisis de la consultora Openagro.

Así, recordó la consultora, la campaña 2007/2008 estuvo marcada por dos subas de las retenciones. En noviembre de 2007, antes de que Cristina Kirchner asumiera la Presidencia, su esposo aumentó los derechos de exportación de la soja del 27,5 al 35%. Luego, en marzo de 2008, llegaron las retenciones móviles que desataron 4 meses de conflicto entre el campo y el Gobierno.

“Esa campaña fue buena en cuanto al clima, pero en marzo de 2008 surgió la famosa resolución 125, acompañada de paros y corte de rutas. Esto impidió que los productores comercializaran los granos”, expresó Guillermo Villagra, de Openagro. En plena pelea con el Gobierno, hubo precios históricos que los productores no pudieron aprovechar.

“Luego, la campaña 2008/2009 comenzó con buenos precios agrícolas. Los alquileres habían aumentado a un ritmo nunca visto, los insumos también y parecía que sería un gran año, pero entre el comienzo de la crisis internacional con la caída de Lehmann Brothers y varios bancos americanos, más la caída de precios de las commodities en cerca de un 40%, las expectativas se fueron diluyendo. Además, una sequía que no se veía desde hacía 60 años completó una tormenta perfecta que destruyó a los productores. Muchos de ellos se fundieron”, señaló.

La transición

Después de esas dos campañas complicadas, según Villagra el ciclo 2009/2010 fue de transición en cuanto a los precios.

“Los alquileres bajaron cerca de un 20% y los insumos también se reacomodaron. Los productores renovaron sus ganas de sembrar, pero la financiación era poca o nula. Se sembró igual, como se pudo. Por suerte, fue una buena campaña, pero las ganancias se fueron a pagar deudas atrasadas y a financiar la siguiente campaña”, detalló.

Según Villagra, la campaña 2010/2011 resultó buena en cuanto al clima. Pero esto se vio empañado por las dificultades de los productores para poder vender el trigo y el maíz. “Lo que obtuvieron esos productores fue casi un 25% menos de lo que indicaba el precio FOB. Esto mientras subieron los fletes un 25% y el gasoil”, afirmó.

Para la actual campaña, 2011/2012, la perspectiva vuelve a ser “muy mala” por la sequía, que ya significó fuertes pérdidas.

Pero no sólo por eso: los precios de los granos son más bajos que el año pasado y, encima, tanto los costos directos de producción como los insumos necesarios para producir tuvieron subas de entre el 20 y el 30 por ciento.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *