15 de enero de 2012 14:04 PM
Imprimir

La morosidad agropecuaria bajó al 1%

URUGUAY : Es el nivel más bajo en la historia del BROU; se registra mayor uso de los créditos.

El Banco República confirmó que en los últimos cinco años, la morosidad en el sector agropecuario cayó fuerte. En 2005 alcanzaba el 36% y cerró 2011 con apenas 1%. Los cambios estipulados antes de otorgar los créditos fueron positivos.

En 2011 la morosidad del sector agropecuario cerró en 1% y se convirtió en la más baja que se haya registrado en la historia del Banco República (BROU), cuando en 2005 alcanzaba el 36%. Así lo confirmó a El País la gerenta de Negocios Rurales de la institución, Silvia Naveiro.

Según la visión de la jerarca, el cambio en el comportamiento del sector agropecuario al momento de tomar un crédito para incrementar la producción, se debe a varios factores.

 Por un lado, Naveiro admitió que en el agro “hay una coyuntura más favorable como parte de la ecuación del éxito. Si las coyunturas son malas cuesta más pagar el crédito”.

Pero también la caída en la morosidad se debe a los cambios que el Banco República implementó al momento de otorgar los créditos para los empresarios del campo.

“Hemos aprendido a decir que no”, admitió Naveiro.

Antes el BROU manejaba líneas especiales de créditos para asistir al sector agropecuario. Según Naveiro, “hoy se estudia más al cliente, en dónde va a invertir, cómo va a pagar el préstamo, sus niveles productivos y sus antecedentes. Ese es un cambio radical en la manera de dar un crédito”.

cambio de mentalidad. Para Naveiro “había un porcentaje de gente que pensaba que la plata del banco no se devolvía. Eran los últimos que nos pagaban. Hoy no es así. Eso es parte de un cambio de mentalidad de la gente y de un cambio de mentalidad nuestra”.

En 2011, el Banco República otorgó en nuevo créditos US$ 640 millones, “es más de 30% arriba que en 2010”, dijo la gerenta de Negocios Rurales del BROU.

Ese aporte ayudó al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del campo.

Según los datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) en 2011 el sector agropecuario creció 3,8% que representa un aumento moderado debido al contexto de incertidumbre económica mundial. Opypa calcula que en 2012, debido al mismo problema, el crecimiento será de apenas 0,45%.

El aumento de los precios de los commodities impulsó al alza los precios de exportación de Uruguay. Comparado con los precios registrados en 2006/2007, la mayoría de los productos obtuvieron en 2011 valores sustancialmente mayores medidos en dólares.

Según Opypa, el agro y la industria tuvieron un desempeño inferior al del promedio de la economía en el primer semestre de 2011: crecieron 2,3% y 3,4% respectivamente respecto al primer semestre de 2010, mientras que la actividad económica general se expandió 5,7% en ese lapso, llevados a precios constantes de 2005.

Según Opypa, la tendencia de vigoroso crecimiento de los precios de los commodities que produce el campo se revirtió en el segundo semestre del año pasado, cuando se produjo la desaceleración de la economía mundial y los mercados financieros sufrieron una notable volatilidad.

Un ejemplo claro fueron los precios del trigo y de la soja que cayeron entre 10% y 20% entre enero y octubre.

La carne bovina, otro producto fuerte en las exportaciones de Uruguay siguió la misma tendencia.

Perspectivas. Los productores se apoyan más en el crédito bancario para poder crecer en productividad, pero el crecimiento de la producción se está desacelerando.

Naveiro aseguró que el nivel de actividad cada vez es mayor y mucha gente que se apoyaba con fondos propios hoy está viniendo al banco. “Nos ha pasado que había gente que tenía su línea de crédito operativa y no la usaba, ahora está viniendo al banco a solicitarlas y por distintos motivos, dependiendo del sector en donde esté, ahora empezó a utilizar los créditos. Eso dinamiza bastante el otorgamiento de préstamos”.

La gerente de Negocios Rurales del BROU le dijo a modo de mensaje a los productores que “no hay solución que el banco no tenga”.

En tal sentido aseguró que “cada quien que se quiera arrimar al banco va a tener un tratamiento pesonalizado de su caso. Esa es la forma en que nos gusta trabajar”. Según su modo de ver, “no todos los clientes son iguales, no todos pueden gestionar las mismas cosas”. Por otro lado, consideró muy importante que el sector agropecuario viva de los márgenes y no solamente del precio que se consiga por la venta de productos. Para la jerarca del BROU “la estrategia de construcción de márgenes es la clave del éxito”. Se espera que la demanda por créditos se mantenga firme durante 2012.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *