13 de enero de 2010 03:39 AM
Imprimir

El vacío llegó a los 26 pesos el fin de semana y faltó carne

La carne no pudo quedar afuera de la escalada de precios de enero y comenzó a trepar nuevamente a un ritmo que no es fijado por los ganaderos ni por los comerciantes. A su vez, los ruralistas chaqueños denunciaron que la suba en las góndolas no repercutió en los valores que cobra el productor

Según las últimas estadísticas oficiales provinciales, sólo en diciembre el precio de los alimentos en general se incrementó más del 7 por ciento. En algunos rubros en particular, la suba superó los dos dígitos: es el caso de los lácteos, carne y los panificados.
Hoy un chaqueño debe gastar entre 21 y 26 pesos para comprar un kilo de vacío de ternera, un corte bueno que no debiera subir al ritmo de la carne más exquisita para los paladares argentinos.
Por su parte, los ganaderos chaqueños señalaron que el precio se incrementó en los frigoríficos que abastecen a las carnicerías locales, apuntando contra el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien pone un freno a los productores pero permite que haya sectores que se queden con más de un 35 por ciento de la rentabilidad.
Los acuerdos de precios no pudieron frenar la escalada de fin de año que se sintió en particular en las provincias donde el poder adquisitivo de los consumidores ya venía golpeado por el congelamiento salarial en la mayoría de las actividades privadas.
Dirigentes ganaderos de Chafor denunciaron que hay una distorsión en el mercado local, en parte abastecido con faena provincial. Carnicerías que aseguran vender carnes pampeanas tiene un precio más económico que aquellas que ofrecen producción chaqueña.
La entidad rural señaló que –tal como está la situación política e institucional nacional– es imposible que haya cambios que terminen beneficiando a productores y consumidores.
Actualmente, el precio del kilo de ternero vivo está fijado alrededor de los 4 pesos; mientras que un corte económico en góndola, sin acuerdo con el gobierno, está por arriba de los $ 15; es decir que entre el productor y la góndola hay sectores que se están quedando con más de $ 8 de ganancia.
Para los ganaderos está más que claro que hay frigoríficos –sobre todo los de exportación– que fijan los precios, matando a productores y consumidores por igual.

La inflación en 2010, 3 puntos más

Las consultoras privadas señalaron que, si bien durante todo 2009 la inflación fue menor a la de años anteriores, pero no es una buena noticia porque la escalada de precios se dio en medio de una recesión.
Para este año, con los ajustes que hubo durante enero, estiman que podría pasar el 17 por ciento; es decir tres puntos porcentuales por encima de la registrada en el último período registrado.

Golpe a la clase media

De acuerdo con relevamientos privados, una familia de clase media, la más afectada por la inflación, soportó un incremento de precios de hasta más del 25 por ciento; es decir que por cada 10 pesos que pagó durante 2008, el año pasado debió abonar $ 12,5.
La actualización de las tarifas de los servicios públicos, los aumentos de los alimentos y las subas en los combustibles sin lugar a duda fueron los que más impacto tuvieron en las familias chaqueñas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *