17 de enero de 2012 10:24 AM
Imprimir

Cerdos : aumentan los controles para evitar aftosa

URUGUAY : A las desinfecciones y revisión de vehículos, contenedores con carne paraguaya en tránsito y termoprocesamiento de granos para raciones buscando evitar la fiebre aftosa, Uruguay sumará una nueva revisión en las zonas con cerdos.

Cuando el servicio sanitario de Paraguay confirmó el primer foco de fiebre aftosa (el 18 de septiembre de 2011), entre las medidas de prevención adoptadas por Uruguay, se destacó un nuevo monitoreo de la posibilidad de cercanías de cerdos a vertederos de basura, tratando de detectar si hay alguna situación de riesgo que pueda emanar del acceso del suino a una alimentación de ese tipo.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca apunta la mira contra los cerdos porque el foco de aftosa que sacudió al departamento de Artigas en el 2000 -luego de haberse dejado de vacunar el rodeo bovino en 1996 y declararse al país como libre de aftosa sin vacunación- entró por la boca de los cerdos.

Ahora, ante el nuevo foco en suelo guaraní -en el departamento de San Pedro, a escasos 10 kilómetros del foco primario de hace seis meses-, la Dirección General de Servicios Ganaderos hará un nuevo monitoreo más fino sobre las poblaciones de cerdos, buscando evitar cualquier situación riesgosa que pueda ser vector de ingreso de la fiebre aftosa.

 

“Los servicios sanitarios departamentales tienen un padrón en cada zona que marca los predios con presencia de cerdos y buscamos evitar cualquier acceso a una fuente de alimentación que pueda significar un riesgo”, aseguró a El País Francisco Muzio, director de los Servicios Ganaderos del ministerio. En el marco de esa medida, se harán nuevas recorridas por esos predios, que se sumarán al despoblamiento de cerdos que se hizo con las intendencias en las zonas urbanas y suburbanas en el Interior.

VACUNAciones. El nivel de inmunidad en el rodeo bovino se midió especialmente en septiembre del año pasado, luego vino la vacunación de los terneros que reforzó la inmunidad del punto más flojo del rodeo. Ahora, a partir de febrero, se suma una nueva vacunación contra la aftosa de todo el rodeo que reforzará la inmunidad existente.

La Ley de Fiebre Aftosa prohíbe la fabricación de vacunas contra la enfermedad usando virus vivo y el ministerio recurre a la importación cada año para asegurar las campañas de inmunización.

“Toda la vacuna que se importa viene con certificación de origen, pero además, hacemos ruptura de la emulsión -desde la década del `80 se usa vacuna oleosa- para comprobar que tiene el antígeno que dice el certificado”, dijo Muzio a El País. A estas pruebas, se suman luego otras que buscan evaluar la eficacia. “Cuando se hacen los muestreos para medir la ausencia de circulación viral, también se mide la inmunidad que otorga la vacuna sobre los animales vacunados y esos datos marcan la efectividad de la vacuna usada”, explicó el jerarca. Pero tan importante como la eficacia de la vacuna es aplicarla bien sobre los animales y el manejo del rodeo inmunizado. En esos puntos, el Ministerio pondrá especial énfasis en el período de febrero.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *