18 de enero de 2012 10:16 AM
Imprimir

BASF renuncia a desarrollar y comercializar transgénicos en Europa

Este lunes la empresa química BASF hizo pública su decisión de abandonar el desarrollo y comercialización de productos transgénicos en Europa.

La decisión de la empresa alemana se basa en la “falta de aceptación en muchos lugares de Europa por parte de la mayoría de consumidores, agricultores y políticos”. Aún así la firma ratificó su convencimiento acerca de que “la biotecnología vegetal es una tecnología clave para el siglo XXI”.

La UE autorizó el año pasado, pese a la polémica y el amplio rechazo social en la mayoría de Estados miembros, el cultivo en territorio comunitario de la patata transgénica Amflora. Pero la empresa adelantó que detendrá su producción y comercialización.

La noticia se propagó con rapidez en las agencias de comunicación internacional y en los portales ambientalistas como “Amigos de la tierra” y Greenpeace que celebraron la novedad y sugirieron que igual camino deberían seguir otras empresas del rubro.

“La decisión de BASF es un aviso para empresas como Monsanto, Syngenta o Bayer, que siguen presionando para introducir cultivos transgénicos en Europa. El ejemplo de BASF demuestra que forzar la voluntad de los consumidores y de la gran mayoría de agricultores, ni siquiera es rentable económicamente”, afirmó David Sánchez, responsable de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra.

Para Marco Contiero de Greenpeace “los europeos no están solos en su rechazo a los alimentos genéticamente modificados. La retirada de BASF a América sigue a una serie de derrotas para la industria en los dos últimos años en China, India, Filipinas, Tailandia y otros lugares. Alrededor del 90% de los alimentos transgénicos se cultivan en sólo 4 países de América”, aseguró el ambientalista.

Precisamente, la aceptación que los cultivos OGM tienen en territorio americano hará que la empresa se concentre de ahora en más “en los atractivos mercados para la biotecnología vegetal de América del Norte y del Sur y del creciente mercado en Asia”, aseguró Stefan Marcinowski integrante de BASF.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *