19 de enero de 2012 13:14 PM
Imprimir

Brasil Foods lanzará la marca Sadia en el gigante asiático

BRASIL : Con cinco frigoríficos grandes trabajando en el límite de su capacidad para exportar a China, Brasil Foods espera registrar otros nueve, de menor porte, este año, lanzar la marca Sadia en el país y aumentar 60% sus ventas al gigante asiático

Para el vicepresidente de Mercado Externo de la compañía, Antonio Augusto De Toni, las barreras no son un problema para el ingreso en el mercado chino, donde la dificultad consiste en no tener un socio local, con una “red de distribución adecuada” y capacidad de transitar por las diversas instancias de decisión responsables por el comercio.
“China no es un mercado tan difícil como imaginan”, comentó De Toni, que prevé un aumento progresivo de las ventas a ese país, que necesita una provisión de alimentos imposible de suplir con la producción interna.
Sin embargo, el costo Brasil, con dificultades logísticas, aumento en el costo de la mano de obra y especialmente el costo creciente de los granos en el mercado interno puede hacer que Brasil Foods prefiera exportar más de las instalaciones que posee en Argentina, donde la competitividad del pollo es muy superior, según el ejecutivo.
China representa 3% de las ventas externas de Brasil Foods y debe alcanzar hasta 7% hasta 2015, prevé la empresa.
“Es una proyección conservadora, en relación al potencial del país”, advirtió De Toni. Con la creciente urbanización de la población local, China tiene un consumo de pollo de cerca de 13 kilos anuales per cápita, muy por debajo del consumo en Medio Oriente, que alcanzó a 38 kilos, según De Toni.
Brasil se anticipó a los estudios del gobierno y espera tener, en febrero, análisis del mercado chino para productos procesados, que hoy representan 5% de las exportaciones de la empresa para el país y podrán llegar a 20% en los próximos cuatro años.
En 2012, comenzó a funcionar la asociación entre Brasil Foods y la china Dah Chong Hong, vinculada a la estatal Citic Pacific, dueña de una extensa red de distribución en territorio chino y alrededores.
Además de las preciadas patas y alas de pollo, la compañía exporta muslos, en pequeña cantidad, y pretende vender, de Brasil, productos elaborados de mayor demanda.
En tanto, productos fabricados con alto uso de mano de obra, en menor cantidad, se fabricarán localmente a partir de 2013, con Dah Chong Hong.
“La estrategia es complementar lo que hacemos en Brasil con lo que haremos en China, armar la cartera y calificar la distribución de los canales minoristas”, explicó el ejecutivo de Brasil Foods.
La empresa también estudia los rótulos de la marca Sadia para el mercado local, y no decidió si el producto tendrá una transcripción, en ideogramas, de la palabra “sadia’ o si se presentará la marca a los chinos en caracteres locales asociados al nombre brasileño, como “saludable

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *