19 de enero de 2012 14:12 PM
Imprimir

El INTA advierte sobre “daños irreversibles” en el maíz

El organismo aseguró que fue una semana marcada por un importante evento de precipitación que muy variablemente brindó alivio a la sequía instalada en al región. “Tal como estaba previsto, las lluvias registradas entre el 9 y el 12 de enero, cubrieron amplias áreas del centro y norte de país, llevando alivio a buena parte […]

El organismo aseguró que fue una semana marcada por un importante evento de precipitación que muy variablemente brindó alivio a la sequía instalada en al región.
“Tal como estaba previsto, las lluvias registradas entre el 9 y el 12 de enero, cubrieron amplias áreas del centro y norte de país, llevando alivio a buena parte de las producciones en marcha acorde a la cantidad de precipitación recibida”, sostuvo el informe.
La falta de agua o registros muy escasos durante todo diciembre y hasta el 8 de enero y los altos niveles térmicos, ocasionaron en muchos casos daños  irreversibles a cultivos de maíz de siembra temprana, reconocieron los ténicos.
Esta repartición del INTA también admitió daños “aunque en menor grado, a las sojas y otros granos de verano, además de haberse visto sumamente afectada la oferta forrajera en general”.
“Si bien en la ocasión se consignan guarismos mínimos del orden de los 5-10 mm, gran parte de los registros que rondaron los 40-70 mm, y algunos también sobrepasaron los 100mm”, sostiene el estudio.
Señala que “el área de inestabilidad se fue desplazando hacia el NE, aunque no beneficiando a la provincia de Misiones que sufre un importante déficit hídrico durante las últimas semanas”.
“En la semana se consolidaron las condiciones de estabilidad, con temperatura en ascenso y muy buen heliofanía”, se aclaró.
Al consignar la evolución semanal de los cultivos y su descripción regional, se consideró prácticamente finalizada recolección del trigo del ciclo 2011/2012, con una producción que se continua cuantificando y aumentando respecto a previsiones tempranas.
Situó al rendimiento medio para el grano en el orden de los 31- 32 quintales por hectárea.
Está finalizada la cosecha en todo el país de cebada y se  estimó una producción récord por encima de los 3.3 millones de toneladas.
Respecto del maíz, “descontando la severa afectación de buena parte de los maíces tempranos y muchas áreas tienen una caracterización de estado regular a malo del cultivo, que todavía con las lluvias recientes no se podrán recuperar”.
“Aún quedaría por sembrar cerca de un 10 por ciento de la superficie prevista para este grano y su evolución tiene una fuerte dependencia en las próximas precipitaciones esperadas”, explicó el análisis.
Con relación a la soja, las lluvias también favorecieron a gran parte de la superficie destinada a este cultivo.
Varias zonas se vieron aliviadas con la llegada de moderados a abundantes milimetrajes, pero otras como la que corresponde a la franja sur de la provincia de Córdoba quedaron al margen del beneficio, las implantaciones siguen muy sufridas, con lotes sin poderse sembrar aún.
“De todas maneras, y si bien el plazo se va acortando, los pronósticos de nuevas lluvias, podrán mostrar el buen potencial de recuperación que caracteriza a esta oleaginosa”, aclararon los especialistas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *