19 de enero de 2012 17:05 PM
Imprimir

Repercusión del nuevo virus Schmallenberg

Este grupo de virus produce una respuesta inmune eficaz, que protege al animal de por vida.

Cooperativas Agro-alimentarias de España se ha reunido recientemente con responsables de la Dirección General de Sanidad Animal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, con el objetivo de conocer la información existente hasta el momento sobre la nueva enfermedad “Schmallenberg” aparecida en el norte de Europa. De momento, ha afectado a Alemania, Holanda y Bélgica.

Durante el verano-otoño de 2011 en Alemania y Holanda aparecieron los primeros casos de la enfermedad. Sin embargo, no es hasta el mes de noviembre cuando se identifica al virus. El proceso se ha extendido por Bélgica, y Francia e Inglaterra han iniciado un sistema de vigilancia. Hasta el momento se han contabilizado un total de 86 focos en los tres países.

Se trata de un virus nuevo denominado Schmallenberg, un Orthobunyavirus. Dentro de este grupo de virus se incluyen otros como el Akabane y Aino que circulan en Asia y Oceanía.

Produce una sintomatología inespecífica: diarrea y disminución de la producción principalmente. En ovinos y caprino se ha detectado que la infección durante la gestación produce abortos y malformaciones fetales. Debido a que el ciclo de gestación de los bovinos todavía no se ha completado se desconoce si se producirá un efecto similar en ellos. No se descarta que, como ocurre en la Lengua Azul, sean los ovinos los más sensibles a la enfermedad.

El contagio se produce a través de un mosquito (Culicoides). La infección produce una viremia muy corta, por lo que su detección es complicada. Se están desarrollando métodos para detectar anticuerpos.

Por otro lado, este grupo de virus produce una respuesta inmune eficaz, que protege al animal de por vida. Esto permitiría desarrollar vacunas eficaces que impidieran la aparición de la enfermedad y sus consecuencias. No se trata de una zoonosis.

PLAN DE ACCIÓN DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA

• Sistema de Vigilancia Coordinado con las Comunidades Autónomas: Los veterinarios clínicos deberán informar de los casos de malformaciones fetales a la autoridad competente de la CC.AA. y ésta al Ministerio.
• Se solicitarán los protocolos a las autoridades alemanas para poner en marcha el diagnóstico en el Laboratorio Nacional de Referencia.
• Se solicitará el virus para poder desarrollar una vacuna.

Debido a la inexistencia de los mosquitos en estos momentos se espera que la enfermedad hiberne para reaparecer posteriormente con la llegada de los mosquitos en las zonas afectadas en la actualidad.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *