20 de enero de 2012 10:33 AM
Imprimir

Trabaron 10 millones de kilos de uva porque no hay capacidada para fumigarlos contra la polilla de la vid

El Senasa detectó nuevos focos de Lobesia botrana y obliga a desinfectar la fruta fresca para que pueda salir de la provincia. Pero el Iscamén asume que no tiene cómo hacer la tarea con tal cantidad. Intentarán arreglar el asunto políticamente en Buenos Aires.

Diez millones de kilos de uva en fresco están prácticamente inmovilizados ya que ante la detección de nuevos focos de polilla de la vid el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agropecuaria (Senasa) dispuso que la fruta sea fumigada antes de ser sacada de la provincia. Desde el Gobierno dicen que “no hay capacidad instalada” para semejante tarea y adelantaron que viajarán a Buenos Aires durante la próxima semana “para destrabar el asunto políticamente”.

El organismo nacional informó que como resultado de las acciones del sistema de vigilancia realizadas por el Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Lobesia botrana (nombre técnico de la polilla de la vid), “se han detectado nuevas capturas múltiples de la polilla en zonas de cultivo de vid de la provincia de Mendoza” y que teniendo en cuenta los resultados de la temporada anterior “se encuentran en cuarentena los departamentos de Maipú, Luján de Cuyo y Guaymallén”.

El Senasa informó además que se han detectado nuevos focos en San Rafael, Tunuyán, Tupungato, Godoy Cruz, Junín, La Paz, Las Heras, Rivadavia, San Martín, Santa Rosa y Lavalle. “A partir de esta situación se han establecido las nuevas áreas bajo cuarentena, en las cuales se han intensificado los controles con el objetivo de preservar la condición fitosanitaria de las zonas con viñedos del resto de la provincia y del país”, informó el organismo nacional en un comunicado.

Leandro Montané, presidente del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamén), dijo a UNO que “hay sectores donde la situación es más crítica, como sucede con la uva en fresco, porque el Senasa dispuso que la fruta salga de la provincia fumigada con bromuro de metilo y eso es inviable porque Mendoza no tiene capacidad instalada para llevar esa medida a la práctica”.

El funcionario calculó que están en juego 10 millones de kilos y que más allá de aceptar que la fumigación es técnicamente la medida que corresponde, adelantó que la semana que viene viajará una delegación a Buenos Aires, encabezada por el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Cristian Correa, para hacer “gestiones políticas” en busca de una solución “viable y ejecutable, porque si no se puede llevar a la práctica es letra muerta”.

En el caso de que la uva se destine a vinificar, el procedimiento es distinto ya que se deben seguir otros tratamientos establecidos por el Senasa, porque el residuo de la plaga transmite mal olor a los vinos y alteran su sabor.

Pequeña pero dañina
La Lobesia botrana es una mariposa pequeña que con sus alas extendidas no alcanza al centímetro de envergadura. Con ellas apenas si puede volar 100 metros.

Sin embargo, su tamaño y sus limitaciones son inversamente proporcionales al daño que puede provocar. Cuando se encuentra en su estado larvario se alimenta directamente de los racimos, pudriendo o deshidratando los granos (ver Infografía).

“Esta temporada hemos duplicado la cantidad de trampas. Eso ha sensibilizado la red de monitoreo y nos ha permitido detectar la polilla en zonas que antes no se detectaba. Por eso han aparecido nuevos focos”, explicó Montané.

A esto se le suma que puede haber “más dispersión” de la plaga porque “no tenemos barreras internas para la circulación de la uva. Una uva con polilla puede llegar a una bodega y con ella la mariposa. Entonces tenemos un nuevo foco de Lobesia botrana en otro lugar”, añadió.

Cuando la captura de la polilla es simple, es decir que se atrapa a un único ejemplar en una trampa ubicada en una zona donde la plaga no está presente, se toman medidas de acción primaria (se aumenta el monitoreo para confirmar la aparición casual o la presencia de la plaga) pero cuando es múltiple, es decir que se atrapan dos o más ejemplares adultos, se declara el área en cuarentena.

 

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *