20 de enero de 2012 12:32 PM
Imprimir

Siguen los efectos negativos por el informe del USDA

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) dio a conocer sus estimaciones mensuales de enero, con un informe que sorprendió negativamente a los operadores.

En maíz, el organismo estima una producción de 313,9 millones de toneladas para Estados Unidos, casi un millón por encima de lo ponderado anteriormente. El consumo interno total permanece sin cambios y las exportaciones de este país crecen en 1,3 millón de toneladas. Los stocks finales proyectados corrigen ligeramente abajo y se ubican en 21,5 millones de toneladas.

En el contexto mundial, a la mayor productividad norteamericana se asocia una caída en el consumo total que da por resultado un incremento de las existencias finales globales del 0,75 por ciento.

En soja, el USDA proyecta que la campaña norteamericana 2011/2012 alcanzó los 83,17 millones de toneladas, lo que amplía la producción estimada en diciembre en 270.000 toneladas. En el balance, caen las exportaciones y también la molienda interna, lo que implica un aumento local de las existencias finales de mes a mes del 19,5 por ciento.

Globalmente, la producción de soja declina en este mes en más de dos millones de toneladas, a pesar del ligero incremento productivo de Estados Unidos, por la estimación de caída en nuestra región. Aún con un consumo proyectado inferior al del mes pasado, las existencias finales del mundo declinan un 1,7 por ciento.

En trigo, el USDA establece muy ligeros cambios en el esquema de oferta y demanda norteamericana. En el balance mundial, crece la producción proyectada en un 0,4 por ciento, aumenta la demanda en un 0,18 por ciento y las existencias finales se incrementan en un 0,72 por ciento de un mes al otro.

En cuanto a nuestro país, el USDA estima que la producción de trigo de esta campaña totalizó los 14,5 millones de toneladas, sin cambios respecto de lo enunciado en el informe de diciembre.

Para maíz el USDA recorta nuestra producción en tres millones de toneladas, con una nueva estimación de 26 millones de toneladas.

En soja, el recorte de mes a mes fue de 1,5 millón de toneladas, con una proyección de 50,5 millones de toneladas.

Las reducciones de maíz y soja en nuestro país resultan inferiores a las estimaciones privadas que hoy se barajan. Cabe recordar que, en este reporte, el USDA informa condiciones de cultivos al 31 de diciembre pasado.

La producción de soja en Brasil también fue recortada en solamente un millón de toneladas, con una proyección de 74 millones de toneladas, cifra superior a la estimada por el mercado.

Elementos de juicio

El mercado analiza simultáneamente varios elementos de juicio que pueden mejorar o empeorar el contexto actual. Entre algunos de los factores que serán analizados en el curso del primer semestre de este año podemos puntualizar los siguientes:

1. El ritmo de crecimiento de las economías mundiales. En este aspecto podemos destacar que, en general, se observan perspectivas más favorables en los Estados Unidos que en Europa, donde aún subsisten dudas en relación con el modo en que se solucionará su crisis de deuda. Las bajas en la calificación de varios países europeos confirmó lo que el mercado venía anticipando. Con respecto a la tasa de crecimiento en China, el mercado se muestra menos optimista que algunos meses atrás.

2. La cotización del dólar en las plazas internacionales. La divisa norteamericana se viene apreciando en relación con el resto de las otras monedas desde octubre del año anterior, alcanzado recientemente un nuevo máximo anual.

3. Los precios del petróleo. Los granos cuentan con un segmento de uso, cada vez más extendido, para la elaboración de etanol o biodiésel y toda variación en las cotizaciones del crudo afecta la de los cereales y oleaginosas.

4. La participación en los mercados granarios de los fondos. Estos participantes han visto limitada su actuación, particularmente en Europa, donde se han impuesto regulaciones bancarias muy estrictas a su operatoria.

5. El clima: la corriente de La Niña, que se encuentra afectando nuestra región, se hi-zo presente con una fuerza aún mayor que la esperada. Este fenómeno contribuyó a mejorar las cotizaciones de los granos, que se encontraban en una pendiente bajista desde fines de agosto del año anterior. Las preocupaciones en torno al clima en este hemisferio mantendrán en vilo al mercado por un trimestre más.
Informe de Panagrícola

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *