20 de enero de 2012 13:19 PM
Imprimir

Primeras medidas por la sequía

El Gobierno provincial concederá la emergencia por el primer semestre y se gestiona la ayuda nacional.

La declaración de la emergencia agropecuaria en 34 pedanías de 12 departamentos –a la firma del gobernador José Manuel de la Sota– y gestiones del ministro de Agricultura Néstor Scalerandi en Buenos Aires ante su par nacional, Norberto Yauhar, fueron las novedades de la semana en procura de una respuesta oficial al preocupante cuadro que trazó la sequía en el territorio provincial.

La declaración de emergencia o desastre, según el proyecto, regirá por 180 días, entre el 10 del corriente y el 9 de julio, y comprenderá a los productores agrícola ganaderos y otras producciones afectadas por el déficit hídrico.

Monitoreo
. Al término de la reunión de la comisión provincial, el pasado martes, los representantes del sector destacaron la predisposición de la Provincia a continuar monitoreando la evolución de los cultivos y producciones, con la posibilidad de ampliar las zonas declaradas en emergencia, a partir del mes próximo si no hay una mejoría.

Sin embargo, se dejó sentada la fuerte inquietud que reina en el sector por las necesidades financieras que sobrevendrán, en particular para el estrato con menos reservas, y la necesidad de fondos frescos, a tasas blandas, para amortiguar un impacto más fuerte en todo el andamiaje económico.

 

También se marcó la decisión de seguir, en conjunto con las autoridades provinciales, las gestiones a nivel nacional para obtener un paquete de medidas financieras e impositivas, debatido por los propios productores y que por distintos canales fue puesto en conocimiento del ministro de Agricultura de la Nación. Entre las gestiones, se procura una visita de Yauhar a Córdoba durante la semana próxima.

El norte, en espera. En el proyecto de declaración de emergencia no fueron incluidos en esta primera fase algunos departamentos del norte cordobés, debido a que todavía cuentan con una ventana de unos días para concretar las siembras de verano.

Según explicó la Sociedad Rural de Jesús María, por ahora se delimitaron los departamentos y pedanías del sur provincial, donde ya la situación está definida, debido a las tempranas fechas de siembra, la presencia de lotes definitivamente perdidos y de ausencia de posibilidades de intentar resiembras. Y quedó para la primera quincena de febrero la discusión de los departamentos del norte provincial, donde todavía se está sembrando; en 15 días, y de acuerdo a las lluvias que caigan, tendrán también determinado casi totalmente su estado.

De todos modos, la Rural norteña indicó que se va a contemplar (más allá de la declaración de tal o cual pedanía como en emergencia o desastre agropecuario) las presentaciones individuales corroboradas por agentes del ministerio, de manera que aquellos productores que se sientan afectados podrán hacerlo en los próximos 30 días, sin importar el estatus de su pedanía. “En los próximos días se hará llegar a los asociados las planillas para que aquellos productores afectados ya en forma irreversible por la sequía puedan hacer su presentación ante los delegados zonales del ministerio”, añadió la entidad. También se recordó que la emergencia ganadera sigue vigente para todo el norte hasta marzo de este año.

Medidas. Aunque hay reclamos de larga data, como el nivel de las retenciones o la intervención sobre las exportaciones de maíz, trigo y de carne, lo más urgente está focalizado en créditos, aportes no reintegrables, y otras disposiciones fiscales.

“Estamos pidiendo que se cree un fondo para subsidiar tasas a los productores, que realmente van a quedar muy desprotegidos. No queremos excluir a la Provincia de esto, queremos que el Banco de Córdoba haga también un esfuerzo, que subsidie tasas y que amplíe el plazo; el productor que queda comprometido quizá necesite unos seis meses de gracia”, señaló Marco Giraudo, titular del consejo provincial de Coninagro.

Juan Manuel Rossi, de la Federación Agraria de Río Cuarto, también se refirió a las medidas que la entidad espera del Gobierno nacional: “Lo que pedimos nosotros son créditos blandos con tasas inferiores a dos dígitos y con algún período de gracia, alguna reconsideración en el Impuesto a las Ganancias y plata para las cooperativas y productores”.

Los más chicos y perjudicados por la emergencia climática requerirán ser asistidos con ANR (aportes no reintegrables), que también la ley de emergencia prevé. Esto evitaría que en la próxima campaña tengan que alquilar el campo y virtualmente salir del sistema, explicó.

Rossi señaló que el aporte de fondos financieros a las cooperativas permitiría a esas entidades sanear cuentas corrientes de productores que no podrán hacer frente a los compromisos contraídos en la actual campaña y que, a su vez, el sistema les provea de insumos, gasoil, semillas o agroquímicos para encarar el nuevo ejercicio.

En la reunión que mantuvo el martes con los líderes rurales y funcionarios provinciales, Yauhar se comprometió a realizar gestiones ante Economía y el Banco de la Nación para instrumentar las ayudas.

Departamentos
Alcance de la emergencia.
La comisión provincial propuso declarar en emergencia o desastre por la sequía a 34 pedanías ubicadas en los departamentos Capital, Calamuchita, General Roca, General San Martín, Juárez Celman, Río Cuarto, Río Primero, Río Segundo, Presidente Roque Sáenz Peña, San Justo, Tercero Arriba y Unión.

Granizo y vendavales. Se propuso declarar emergencia o desastre a productores con constancias de daño en Marcos Juárez, Roque Sáenz Peña y San Justo.

Declaraciones juradas. Serán recibidas hasta el 17 de febrero.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *