20 de enero de 2012 13:44 PM
Imprimir

El maíz es el más complicado

La Bolsa de Comercio de Rosario estimó una cosecha de maíz de 21,4 millones de toneladas, por debajo del informe del Usda, pero aún arriba de algunas proyecciones privadas.

En la semana más corta del mercado agrícola de referencia, por conmemorarse el lunes el día de Martin Luther King Junior en Estados Unidos, el comportamiento de los precios volcó su atención a la evolución del clima en Sudamérica pero sin poder despegarse del contexto europeo.

El comienzo para el mercado local mostró neutralidad aunque con sostenimiento respecto de los precios de la semana anterior, por el impacto que el clima tiene en el desarrollo de los cultivos.

En la semana sólo se registraron algunas precipitaciones para el sur de la provincia de Buenos Aires, aunque son mejores los pronósticos en la región productora núcleo a partir del próximo domingo.

 

Los registros fueron escasos, pero las expectativas son mejores con buena cobertura y milimetraje que alcanzaría hasta los 70 milímetros en algunas zonas.

Estos pronósticos tuvieron impacto bajista en las cotizaciones de Chicago a partir del día en el que se reanudaron las operaciones, por la reducción de la prima climática que está construida en el precio futuro de los productos agrícolas.

Estimaciones divergentes. Sin embargo, localmente la realidad en los campos muestra una situación que para analistas y productores no está del todo considerada en el mercado.

Las estimaciones de producción publicadas por el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (Usda) de 26 millones de toneladas para maíz y 50,5 millones para soja en Argentina, están lejos de las expectativas que tienen los productos locales y las cifras que se manejan localmente.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) emitió una estimación de cosecha de maíz en 21,4 millones de toneladas, debajo del informe del organismo estadounidense pero aún arriba de algunas proyecciones privadas que hablan de 20 millones.

El gobierno local, por su parte, aún no realizó estimaciones de cosecha a la espera de una mayor evaluación de las condiciones de los cultivos en los campos. Igualmente, no debería estar lejos de la evaluación del mercado donde el cereal es el producto más afectado por la falta de precipitaciones.

Consecuencias. Con una caída en la proyección de la oferta, sería también limitado el volumen exportable del cereal. La única apertura de exportación de maíz de la próxima campaña fue por 7,5 millones de toneladas, que representaría el 35 por ciento de la producción estimada por la BCR, frente a una participación en los últimos años del total de exportaciones sobre la cosecha del 67 por ciento.

De la apertura de ROE se estiman ya otorgadas unas 6,1 millones de toneladas, de las cuales el sector exportador tiene compradas 5,7 millones, que se suman al excedente de la campaña que está finalizando para mostrar una posición neta comprada en el cereal.

En las últimas semanas, el sector exportador aumentó el volumen de compras anticipadas de maíz para cubrir las reciente obtención de ROE y adelantarse así a un posible recorte en la cosecha.

Como consecuencia, los precios del maíz se mantuvieron relativamente firmes por factores como la actividad exportadora y la menor oferta por parte de los productores, ante el riesgo productivo que aumenta con el correr de las semanas sin la cobertura necesaria de humedad para la recuperación de las plantas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *