20 de enero de 2012 13:39 PM
Imprimir

Sequía y menor preñez ajustarán el “stock”

El "stock" estaría aumentando sobre la base de una suba en la productividad de la cría y no por un incremento importante en el rodeo nacional.

Si bien no se han dado a conocer datos definitivos sobre la última vacunación contra la aftosa, el Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) ha dejado trascender que el stock ganadero actual, ajustado, tomando en cuenta la faena, los nacimientos y la mortandad, se ubicaría entre un millón y un millón y medio de cabezas por encima de un año atrás, correspondiendo más del 60 por ciento de dicho incremento a la categoría terneros.

Amplias zonas del país, especialmente la extra pampeana, tendrían estancados sus stocks ganaderos, mientras que el aumento de las existencias se concentraría en el centro-sur de la Cuenca del Salado, con incrementos en algunos casos de hasta el 10 por ciento en las existencias. Después de dos años de excelentes precios para la ganadería, está claro que sólo están creciendo las zonas de cría (o de ciclo completo) que tienen un gran excedente de terneras y que se han recuperado más rápidamente de la seca que otras zonas. Siguen estancadas las islas, la zona semiárida, las zonas de invernada típica -donde ha vuelto a crecer la agricultura-, las zonas ganaderas con muchos feedlots , y las zonas donde la seca volvió a pegar durante 2011.

Aumento del “stock”. De acuerdo a los pocos datos disponibles, el stock estaría creciendo sobre la base de un aumento en la productividad de la cría –más terneros con la misma cantidad de vacas–, y no por un aumento importante en el rodeo de cría nacional. Esta saludable manera de crecer podría verse interrumpida como consecuencia de la seca de esta primavera-verano, que podría hacer retroceder la relación ternero/vaca, un indicador imperfecto de la marcación, del 63-65 por ciento de las zafras 2010 y 2011, a un 60 por ciento en la zafra 2012, que correspondería a los pobres resultados del servicio de la primavera 2011 y verano 2012.

 

Todo indica que este último servicio arrancó relativamente bien en gran parte de la zona pampeana, con buen estado de los vientres, pero que empeoró considerablemente con el avance de la seca y de los fuertes calores en diciembre y enero. No se habla de un desastre, pero sí de un retroceso en los recuperados índices de procreo de los dos años anteriores, cuando el servicio se dio en condiciones mucho mejores a las actuales, en curso todavía en gran parte del país.

Hay mucho vientre nuevo, sea producto del entore de 15 meses, o del servicio masivo a vaquillonas, o de muchas vaquillonas preñadas para negocio, todos vientres nuevos que enfrentan esta seca como la categoría más problemática tradicionalmente del rodeo, la de vaquillonas en su segundo servicio. El rejuvenecimiento del rodeo puede entonces estar jugando en contra.

Expectativas. El alivio de los campos a que obliga la seca, y la menor preñez que se espera para este servicio, muy probablemente llevarán a un menor crecimiento del stock para 2012 y 2013; si la seca continúa, el crecimiento podría detenerse y hasta podría caer el stock.

Las experiencias anteriores indican que la combinación de seca (mala calidad del forraje) con calores extremos, hace reducir hasta casi desaparecer los celos, y lleva al aborto de preñeces chicas. En algunos casos, la falta de sombra o de agua en cantidad y calidad suficiente, pueden llevar al aborto incluso de preñeces grandes.

Frigorífico de equinos
Paro en La Pampa.
Los trabajadores de un frigorífico que exporta carne de caballo a Rusia realizaron un paro de actividades que incluyó el bloqueo a la empresa, en reclamo del pago del último aguinaldo y la “garantía horaria”. Los empleados del frigorífico Uriburu, ubicado 50 kilómetros al este de Santa Rosa, advirtieron que el bloqueo en los accesos a la planta es por tiempo indeterminado. “Hace tres quincenas que venimos así, queremos que nos paguen lo que corresponde y punto”, advirtió uno de los trabajadores, al referirse al pago del aguinaldo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *