5 de noviembre de 2009 13:53 PM
Imprimir

El Gobierno se reunió a solas con Federación Agraria y apuesta a dividir la Mesa Enlace

El ministro de Agricultura convocó a Buzzi y De Angeli a una reunión sin la presencia de las demás entidades. En esa misma línea, Kirchner ordenó a sus legisladores que avanzaran con la ley de arrendamientos que históricamente pide FAA e incomoda a la Sociedad Rural. Por qué se fue el entrerriano del encuentro.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez parece ser uno de los instrumentos de Néstor Kirchner para dividir la Mesa Enlace.

El flamante funcionario convocó ayer de apuro a la Federación Agraria a una reunión sin la presencia de las demás entidades para darle noticias sobre la emergencia agropecuaria que le reclaman los productores.

Lo hizo luego de que la FAA presentara en conferencia de prensa un informe sobre la sequía que asota a Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

Luego de que sus técnicos recibieron a los chacareros de esas provincias, el ministro se reunió con el titular de la entidad, Eduardo Buzzi, al vicepresidente y diputado electo, Pablo Orsolini, al dirigente entrerriano, Alfredo de Angeli y al secretario gremial, Omar Barcheta.

Allí estuvieron todos, excepto De Angeli que se fue abruptamente (ver recuadro), hasta pasadas las 22. "Esta vez no nos fuimos con manos vacías", señaló Barcheta a La Política Online, recordando la última reunión con el ministro que terminó siendo un fracaso y que provocó una nueva ola de amenazas de paro y movilizaciones del campo. Ahora Kirchner empuja la Ley de arrendamientos para dividir a la Mesa de Enlace De Angeli pide paro y la Mesa Enlace hace terapia política Fracaso de Julián Domínguez: el campo amenaza con nuevas protestas La industria y el campo, más juntos para reclamarle al gobierno

"Domínguez nos dijo que se destrababan $6 millones para los productores de Stroeder en Buenos Aires para que los ayude a paliar la seca". "Nos prometió avanzar en un acuerdo con las provincias para que se libere durante dos meses el agua del río Salado retenidos en Salta para abastecer a Santa Fe y Santiago del Estero y nos avisó que ya se estaban liberando algunas toneladas de trigo y maíz para exportar".

Si bien Barchetta aclaró que la reunión de Domínguez fue sólo con la Federación Agraria porque "el ministro quiso aprovechar que dirigentes y chacareros estaban en Buenos Aires por la conferencia de prensa", lo cierto es que Kirchner busca separar a la dirigencia del campo.

Y en esa línea, como anticipó este medio, les ordenó a sus legisladores que apuren el tratamiento de la ley de arrendamientos, una iniciativa que sabe, es un histórico reclamo de la entidad dirigida por Buzzi y, molesta a los de la Sociedad Rural.

Habrá que ver si la terapia política que hizo la Mesa Enlace este martes con el politólogo Sergio Berensztein, les sirve para mantenerse unidos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *