25 de enero de 2012 01:10 AM
Imprimir

Diagnóstico y pronóstico de los problemas renales en caballos

El fallo renal agudo suele ser reversible si se trata a tiempo.

Los caballos sufren fallo renal agudo generalmente como complicación de otra enfermedad, como efecto secundario a alguna medicación o por exposición a algún tipo de tóxico, según el especialista Hal Schott II, de la Universidad de Michigan.

Un artículo publicado en TheHorse.com hace referencia a la ponencia del profesor del Colegio de Veterinaria de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) Hal Schott II durante el último congreso de la World Equine Veterinary Association (WEVA), que tuvo lugar en noviembre de 2011, sobre el diagnóstico y tratamiento de los problemas renales en caballos.

El especialista en medicina equina explica que el fallo renal agudo en los équidos suele deberse a una complicación de otra enfermedad que esté afectando al animal, efectos secundarios de una medicación o acción de un tóxico.  Y también afirma que suele ser un proceso reversible si se trata en el momento adecuado.

Los signos clínicos que se suelen detectar debidos a un fallo renal son anorexia inespecífica, letargia y escasa producción de orina. Si el problema se trata a tiempo y el caballo lo supera, se puede recuperar totalmente, pero también es posible que sufra algún daño irreversible en el riñón y enfermedad renal crónica (CKD). Cuando este proceso crónico está en sus inicios o es leve lo único que se detecta es un incremento en el consumo de agua y de la cantidad de orina. Si la CKD progresa el caballo pierde peso, desciende su tolerancia al ejercicio, la capa pierde brillo y se observa un ligero edema entre las extremidades anteriores; además, como la sangre acumula deshechos éstos también ocasionan problemas como aumento del sarro o úlceras orales, gástricas e intestinales.

Schott advierte que un caballo con CKD tiene mal pronóstico a largo plazo, aunque con la adecuada terapia de soporte puede sobrevivir con buena calidad de vida durante meses y, en ciertos casos, años.

La CKD también puede darse en caballos jóvenes y potros con hipoplasia o displasia renal y enfermedad renal poliquística.

En cualquier caso, una vez que los niveles séricos de creatinina sobrepasan los 5mg/dl el deterioro físico del caballo que sufre la CKD es muy rápido y su espectativa de vida sólo es de unos pocos meses, en el mejor de los casos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *