26 de enero de 2012 01:06 AM
Imprimir

En los próximos meses podría darse una importante demanda de la industria para cubrir los cortes Hilton

URUGUAY : Martín Olaverry entrevistó Tal Ing. Agr. Alejandro Berrutti, consignatario de ganados, para tener un panorama del mercado internacional en el año que comienza y las tendencias que se presentan para el futuro, teniendo en cuenta la falta de lluvias que está experimentando gran parte del campo uruguayo..

¿Cómo ha sido hasta ahora este año agrícola y la venta a Europa  dentro de la cuota Hilton?

En octubre y noviembre, que son los meses donde la industria sale a faenar fuertemente novillos para cumplir con esta cuota, este año no se vio esa situación dado que la demanda para hacer corte Hilton no estuvo. Es de esperar que en los próximos meses -marzo, abril, mayo- se dé una importante demanda sobre esta categoría de animales, para poder cumplir los negocios. Tal vez no solo se aplique la cuota a los tres cortes tradicionales, como es el bife, el lomo y el cuadril, sino que, para cumplir con la cuota, se aplican más cortes.

El factor climático juega de manera considerable, a diferencia quizás de lo que era el año pasado.

Teniendo en cuenta esta situación con Europa, ¿esa mayor demanda podría generar alguna corrección o variación en materia de precios, como sucedió el año pasado?

Seguramente. La semana pasada, salió una industria a comprar novillos para corte Hilton y obviamente  hizo cambios significativos en el mercado, pidiendo novillos con ciertos requisitos pero con un premio en el precio. Y eso, donde más de una industria salga a competir, se va a notar en el mercado.

¿Hay consultas desde Europa por el tema de la cuota especial que se habilitó para ganado terminado en corral?, ¿o el mercado, teniendo en cuenta la situación que hoy tiene Europa para este tipo de productos está relativamente tranquilo?

Diría que las consultas son tímidas. No hay mucha gente que quiera ser pionera en esto; quiere ver cómo se desarrolla, que empiecen a transitar los primeros negocios y ahí seguramente más gente se vuelque, pero por el momento, son tímidas las consultas.

Siguiendo el repaso de algunos de los principales mercados de Uruguay, vamos a Rusia. ¿Cuál es el factor que está determinando que allí tampoco la demanda sea relativamente importante?

Es un mercado significativo, el principal comprador en volumen en estos últimos años.

Diría que también la crisis europea es la que determina la situación en Rusia. Hay cambios de monedas y de valores permanentemente, y los importadores rusos prefieren asumir la compra de una carne europea que tal vez esté a valores superiores que los que maneja Uruguay pero tiene un tránsito mucho más corto: en siete a diez días hacen una operación en vía terrestre y disminuyen de esa forma el riesgo de tipo de cambio. Sin embargo, adquirir mercaderías del sur del continente, tanto de Brasil, Argentina o Uruguay, les genera un riesgo adicional que muchos no quieren asumir.

¿Cómo está hoy el mercado de Estados Unidos?

Tanto Estados Unidos como Canadá son mercados que han estado operando básicamente con cortes delanteros para procesar. Es un mercado donde Uruguay tiene alternativas pero todavía con valores por debajo de lo que estuvo operando –como decíamos inicialmente, si bien tímidamente- el mercado ruso.

¿Particularmente Estados Unidos es el mercado que le estaría fijando a Uruguay un piso?, ¿es una especie de seguro que tiene nuestro país, o, teniendo en cuenta la situación económica, hoy Estados Unidos no estaría jugando ese papel?  Es un piso o una red de contención. Es el rol que van a estar jugando los mercados del NAFTA durante el año. Ese mercado como otro, como lo puede haber sido Venezuela, salió también Paraguay de ese mercado exportador y lo puede ser también el mercado de Chile.

Teniendo en cuenta este arranque, ¿cómo ve el año al menos para los próximos meses? Obviamente que preverlos para los doce meses que nos quedan por delante es muy difícil; pero en el corto y mediano plazo, ¿cómo ve el panorama de acuerdo a este escenario internacional?

Va a haber un canibalismo industrial bastante fuerte, donde la materia prima sigue siendo escasa, donde es muy difícil ya para Uruguay este año superar los dos millones de faena, y eso, la industria que está instalada con una capacidad industrial muy grande, lo va a sentir, va a salir a pelear por las distintas materias primas que se ofrezcan, por las terminaciones que necesita para dar cumplimiento a los distintos negocios, y eso va a generar algunos defasajes de precios que no van a estar en sintonía con los precios del mercado internacional y, obviamente, también habrá un traslado en esa pelea al mercado local.

¿O sea que puede ser un año en que Uruguay quede con el valor de la hacienda más alto que alguna referencia de la región o incluso que el propio novillo en Australia –por citar algunos mercados de referencia-, como sucedió durante algún período del año pasado?

Posiblemente se dé. Hoy, los valores de Uruguay, por ejemplo, en un mercado como el sudafricano, perdemos día a día las cotizaciones frente al mercado de Australia, y eso está marcado también por el valor de la materia prima y las pretensiones que correctamente tienen los industriales de vender sus productos para dar cabida y que les cierren los números. Pero quedamos fuera de competencia.

Hablando del mercado de haciendas, ¿hoy, el factor que repercute en la formación de los precios actuales -además de lo que es el mercado internacional- es el tema climático entonces?

Hay negocios en ambas categorías, tanto en vacas como en novillos, donde siempre se ha ampliado la brecha de precios entre la vaca y el novillo y hay negocios a valores inferiores a los que se negociaban en semanas anteriores.

Si las precipitaciones se hubiesen dado de otra manera, si el productor quizás en algunos casos y en algunas zonas del país no estuviese tan apremiado por el problema climático, ¿quizás los precios podrían llegar a ser otros?

Sí. Hoy, hablando con los productores, la mayor dificultad no es en disponibilidad de forrajes sino en disponibilidad de agua. Eso es lo que está apremiando en algunos casos a vender y, si mañana tuvieran resuelto este problema, obviamente la posición de ventas sería otra. Pero no creo que el factor climático sea determinante en los volúmenes de faena que se están haciendo ahora, si no, deberían ser mucho más grandes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *