26 de enero de 2012 11:14 AM
Imprimir

Varios frigoríficos retoman la faena y oferta crece lento

URUGUAY : Demanda de carne desde el exterior está cautelosa.

La oferta de ganado preparado crece en forma moderada y las industrias que estaban paradas retoman la actividad. El grupo Tacuarembó/Marfrig ya tiene tres plantas operativas y Frigorífico Pando vuelve a faenar la semana próxima.

En el mercado aparece más ganado preparado para faena, pero el crecimiento de la oferta no es descontrolado, sino que está en equilibrio con la capacidad de venta que hoy dice tener la industria frigorífica.

La cautela que se ve en la oferta de haciendas se debe a que los productores están muy expectantes de lo que pueda pasar con el precio de la reposición y las lluvias.

 

El déficit hídrico que aprieta en algunas zonas porque las lluvias fueron muy dispares y escasas, tranca la oferta de ganado gordo y por otro lado, tampoco la industria frigorífica da señales para que el volumen de ganado gordo volcado al mercado crezca más, porque dice que no tiene posibilidades de vender más carne, debido a la quietud en la demanda. Son muy pocas las operaciones que se concretan y el mercado está prácticamente paralizado, principalmente a nivel de la Unión Europea (UE), como consecuencia de la crisis económica que sacude a varios países de ese bloque.

En estos momentos no hay personal de la industria frigorífica en el seguro de desempleo, porque las plantas que estaban o están cerradas dieron licencia. Por el contrario, otros frigoríficos que permanecieron abiertos faenan dos o tres veces a la semana.

La semana próxima retoma la actividad el Frigorífico Matadero Pando (Ontilcor S.A.). El Frigorífico Tacuarembó, perteneciente al grupo brasileño Tacuarembó/Marfrig retomó la faena hace dos días y tiene tres frigoríficos en actividad. El que permanece cerrado es el Establecimiento Colonia.

Todavía no está definido que retome su actividad en febrero, aseguró a El País una fuente de la empresa, todo dependerá de cómo esté la oferta de haciendas preparadas y el mercado de ventas de carne.

“No se puede tomar una definición hasta febrero”, aseguró un vocero del grupo Tacuarembó/Marfrig.

“No hay trabajadores en el seguro de paro, pero en algunos frigoríficos los operarios hacen uso del seguro parcial (Frigorífico Matadero Carrasco o San Jacinto)”, dijo a El País Luis Muñoz, integrante de la Federación de Obreros y Empleados de la Carne (Foica).

En los frigoríficos donde hay operarios en seguro parcial, se faena tres o cuatro veces a la semana, dependiendo de la cantidad de ganado comprado que tengan las empresas. La Foica está muy preocupada porque desde el Instituto Nacional de Carnes (INAC) e incluso desde oficinas específicas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, estiman que la faena anual de vacunos en 2012 volverá a estar en el orden de los 2 millones de cabezas, siendo muy similar a la registrada el año pasado.

“Es muy posible que con la falta de lluvias y la cantidad de ganado preparado que hay en el campo, en febrero pueda crecer algo más la oferta”, dice Muñoz. El problema es que si el panorama de ventas de carne bovina uruguaya al exterior no mejora y no se fortalece la demanda, los frigoríficos no se apurarán a comprar.

Por otro lado, no hay nada que los apure a comprar ganado, ni siquiera la cuota Hilton -el cupo con la Unión Europea con arancel preferencial por 6.300 toneladas-, porque ya se cumplió en un 67% y tienen tiempo para terminarla en el primer semestre del año en curso.

PLAnteo. La Foica planteará al gobierno que el seguro parcial sea anual y que no se tomen sólo los 72 jornales que abarca hoy. En el seguro parcial, el operario cobra un porcentaje de los días que no hay faena y una vez que se termina, tiene que trabajar 151 jornales para volver a generarlo nuevamente, explicó Muñoz.

Según el sindicalista, la Foica ya pidió una reunión en el Ministerio de Trabajo y en el de Economía y Finanzas, las que se concretarán en los próximos días, para realizar el pedido formal. De aprobarse el planteo, “estaríamos trabajando tres o cuatro días a la semana y para el gobierno sería muy bueno”, porque las empresas seguirían produciendo y los trabajadores se verían beneficiados también, indicó. Según Muñoz el gremio está esperanzado en lograr que se concrete esta aspiración, porque se sabe que no habrá más ganado.

La más baja en décadas

Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), la faena en 2011 fue de apenas 2.010.000 reses, la más baja que se haya registrado desde el 2001. Pero más allá de que Uruguay tuvo menos cantidad de ganado industrializado, la tonelada de carne exportada se siguió valorizando a lo largo de los meses.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *