26 de enero de 2012 12:08 PM
Imprimir

Pronosticaron entre 5 y 7 años de crisis para la industria frigorífica

Miguel Schiariti, titular de CICCRA comentó que la mayoría las empresas están trabajando en el límite mínimo para mantener las habilitaciones y otros por debajo. “Los frigoríficos se han visto obligados a ajustar por el único lugar donde lo puede hacer que es la planta de personal”, dijo.

Desde la Cámara de la Industria y el Comercio de la Carne de la República Argentina (CICCRA) auguraron años consecutivos de crisis para la industria frigorífica nacional que con el reciente cierre de la Planta de Swift en Venado Tuerto agudizó más aún su situación.

Lo de la empresa resonó fuertemente entre la opinión pública ya que es una fábrica de relevancia y para cualquier ciudad del interior es un impacto muy fuerte que 540 familias queden de golpe en la calle.

De todos modos, la realidad de la ex planta enclavada en la localidad santafesina se prolonga, en cierto modo, a vastas regiones del país. “La caída del stock ganadero hizo que haya mermado mucho la faena ya que desde el 2009 se redujo en un 33% y desde el 2010 un 9%. Además, Las exportaciones cayeron el 64%”, comentó a redagroactiva.com, Miguel Schiariti, titular de CICCRA.

Desde el Ejecutivo nacional se reconoció la pérdida de 7 mil puestos de trabajo y estimaron que la misma cantidad se eliminarán en 2012. “Todos estos números a la baja no son buenos para la industria frigorífica y hace que en los últimos años se hayan cerrado 120 fábricas y haya alrededor de 13.200 trabajadores despedidos”, indicó.

El sector se encuentra en caída libre desde la dramática sequía de 2008/2009 que redujo el stock ganadero en casi 10 millones de cabezas. Además, existen los impedimentos desde la Secretaría de Comercio Exterior en relación a las exportaciones cárnicas.

“Recuperar el stock ganadero va a llevar ente 5 y 7 años”, dijo el directivo quien vio en la crisis de la industria frigorífica dos caras. “Una es la profundidad que va a tener y, algo que es más crítico, que es la duración porque ya llevamos dos años y hay que esperar 5 ó 7 más”, dijo.

“Sin lugar a dudas, la industria frigorífica deberá readecuarse a esta nueva realidad porque 7 años es mucho tiempo para perder plata”, sostuvo.

“Los frigoríficos se han visto obligados a ajustar por el único lugar donde lo pueden hacer que es la planta de personal y no solo están los cierres de fábricas sino los achicamientos de las dotaciones de personal”, recalcó Schiariti y aseguró que “todas las empresas están trabajando en el límite mínimo para mantener las habilitaciones y algunos, seguramente, estará trabajando por debajo”.

El contexto de sequía beneficia a medias

Si la sequía se prolongara la industria vería un alivio transitorio por la necesidad del productor ganadero de alivianar su campo. Pero sería un pequeño alivio y muy transitorio que tendría el inconveniente de demorar la recuperación del stock. “Hace 19 meses que la faena de hembras es del 38%, es decir hay una sostenida recuperación de animales”, recordó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *